El primer ministo irlandés dimitirá por supuestos casos de corrupción

  • La comisión investigadora ha declarado que en la cuenta bancaria de Bertie Ahern y en la de su ex compañera sentimental se ingresaron 45.000 dólares y 25.000 libras esterlinas durante diferentes periodos de los años noventa

El primer ministro irlandés, Bertie Ahern, ha anunciado que dimitirá el próximo 6 de mayo, casi un año después del lograr en las urnas un histórico tercer mandato consecutivo.

La posición del "Taoiseach" (primer ministro) se ha visto comprometida durante los últimos meses por su supuesta implicación en un caso de corrupción urbanística durante la década de los noventa.

"Nunca me he enriquecido gracias a mi posición", recalcó Ahern en una comparecencia ante la prensa durante la que defendió su inocencia y enumeró los logros de su gobierno en los últimos once años.

"En mi corazón, sé que no he hecho nada malo", insistió el primer ministro, al tiempo que reconoció que las investigaciones del tribunal anticorrupción sobre sus finanzas está "distrayendo" el trabajo del Ejecutivo de Dublín.

"La decisión que anuncio hoy, como todas las que he tomado en mi vida política, está tomada en interés del pueblo. Ésta es una decisión estrictamente personal", añadió Ahern, quien estuvo acompañado por varios de sus ministros, entre ellos, el de Economía, Brian Cowen, el favorito para sucederle en el cargo.

El martes mismo, Ahern presentó ante el Alto Tribunal de Dublín una petición judicial encaminada a limitar el trabajo de la comisión especial que investiga los casos de corrupción urbanística.

Sus abogados alegan que ciertos documentos solicitados por la citada comisión, que investiga las finanzas personales del primer ministro, están protegidos por un "derecho de privilegio".

Los testigos de la comisión investigadora han declarado que en la cuenta bancaria de Ahern y en la de su ex compañera sentimental, Celia Larkin, se ingresaron 45.000 dólares (28.000 euros) y 25.000 libras esterlinas (31.000 euros) durante diferentes periodos de los años noventa, procedentes, al parecer, de conocidos hombres de negocios.

En su defensa, el "Taoiseach" ha asegurado que jamás ha efectuado transacciones con la divisa británica.

No obstante, los argumentos del primer ministro se vinieron abajo la pasada semana cuando la secretaria de su oficina electoral, Grainne Carruth, confesó ante el tribunal que ella misma ingresó 15.000 libras esterlinas (19.000 euros) en una cuenta corriente abierta a nombre el propio Ahern y de sus dos hijas en 1994, cuando ocupaba la cartera de Economía y Finanzas.

En total, la comisión ha investigado hasta la fecha transacciones e ingresos bancarios valorados en 452.800 de las antiguas libras irlandesas (unos 900.000 euros actuales) efectuados entre 1988 y 1997.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios