Los ministros franceses publican su patrimonio

  • La medida busca fomentar la transparencia tras el escándalo del ex ministro de Presupuesto, imputado por fraude fiscal.

Comentarios 1

El Gobierno francés hizo público el patrimonio de los 37 miembros del Ejecutivo para fomentar la transparencia en la vida pública tras el escándalo causado por el ex ministro de Presupuesto Jérome Cahuzac, imputado por fraude fiscal tras confesar que posee una cuenta no declarada en el extranjero.

El miembro del Gobierno con mayor patrimonio, según la declaración publicada en la web del Ejecutivo, es el ministro de Exteriores y ex primer ministro, Laurent Fabius, que declaró un total neto de 6,07 millones de euros. El mayor bien de Fabius, quien a través de su padre heredó parte de la fortuna de su abuelo Elie Fabius, uno de los marchantes de arte más importantes de la primera mitad del siglo XX, es un apartamento en París valorado en 2,7 millones de euros. El jefe de la diplomacia francesa está entre los miembros del Gobierno que pagan el impuesto sobre la fortuna, que desde el pasado 1 de enero afecta a quienes tengan un patrimonio superior a 1,3 millones de euros.

También se encuentra entre quienes superan esa cantidad patrimonial el primer ministro, Jean-Marc Ayrault, que posee 1,55 millones de euros netos, repartidos esencialmente entre su residencia de Nantes (650.000 euros), una residencia secundaria en Bretaña (540.000 euros) y seguros de vida a su nombre y al de su esposa. Igualmente, superan esa cantidad la ministra de la Tercera Edad, Michéle Delaunay, cuya riqueza asciende a 5,4 millones de euros, y la de la responsable de Asuntos Sociales y Sanidad, Marisol Touraine, cuyos bienes están valorados en 1,4 millones de euros.

La iniciativa de publicar el patrimonio fue anunciada por el presidente, François Hollande, junto con una serie de medidas suplementarias de anticorrupción para luchar contra la "delincuencia económica y financiera", después de que Cahuzac confesara poseer desde hace dos décadas unos 600.000 euros en una cuenta en Suiza que habría trasladado después a Singapur.

El patrimonio desvelado por los ministros y ministros delegados es una simple declaración, que deberá ser verificada y contrastada cuando abandonen el cargo. El ministro de Economía, Pierre Moscovici, que había calificado su patrimonio como "muy modesto", posee 268.000 euros. A partir del próximo 24 de abril, la Asamblea Nacional tramitará un proyecto de ley para ampliar esta controvertida medida a parlamentarios y representantes locales. Según un sondeo elaborado por Ifop y publicado por Le Journal du Dimanche, el 63 por ciento de los franceses cree que la publicación del patrimonio de los políticos es una medida necesaria para garantizar la transparencia en una democracia moderna.

Otros países del entorno de Francia contemplan medidas similares en su legislación. El patrimonio de algunos cargos electos es consultable en Suecia, Finlandia y Noruega y, con diferentes restricciones, en Reino Unido, Italia, España, Alemania, Holanda, Grecia, Polonia, Lituania, Estonia o Letonia, entre otros. El jefe del Estado francés no volvió a publicar hoy su patrimonio, que ya desveló tras ser elegido como presidente de Francia en mayo de 2011, tal y como obliga la ley. Entonces, Hollande declaró que su riqueza asciende a 1,17 millones de euros, esencialmente ligado a propiedades inmobiliarias. El presidente, que desde su declaración de candidatura dijo que declararía la guerra a la especulación financiera, no posee valores bursátiles. Su predecesor, Nicolas Sarkozy, declaró entonces poseer un patrimonio de 2,7 millones de euros, frente a los 2 millones de euros que dijo tener cuando llegó al Palacio del Elíseo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios