Al menos 46 muertos en tres atentados en Iraq

  • Bagdad y Mosul fueron el epicentro de los ataques que han dejado 217 heridos.

Al menos 46 personas murieron este lunes y otras 217 resultaron heridas en dos atentados ocurridos en Bagdad y un tercero perpetrado en Mosul, a 400 kilómetros al norte de Bagdad, informaron fuentes policiales. Las fuentes explicaron que 30 personas perdieron la vida y 135 resultaron heridas, entre ellas mujeres y niños, en un doble atentado realizado con dos camiones cargados de explosivos cerca de una mezquita chií de la localidad de Jazna, 20 kilómetros al noreste de Mosul.

La intensidad del estallido provocó el desplome de 40 viviendas, según relataron las fuentes, que precisaron que los equipos de rescate continúan buscando víctimas entre los escombros.

En Bagdad, la explosión de dos coches-bomba en dos barrios de la ciudad a primeras horas de la mañana causaron la muerte de 16 personas y heridas a otras 82. En la primera explosión, ocurrida en la zona de mayoría chií de Al Amel, siete personas perdieron la vida por la explosión de un coche bomba situado en un lugar donde todas las mañanas suelen concentrarse obreros en busca de trabajo. Otros 46 civiles resultaron heridos en este atentado perpetrado en el suroeste de la capital iraquí.

El estallido de un segundo vehículo cargado de explosivos en el barrio Al Shurta, también de mayoría chií, acabó con la vida de 9 personas e hirió a otras 36 que se dirigían a sus trabajos.

El pasado viernes 30 personas murieron y más de 100 resultaron heridas por la explosión de un coche bomba colocado frente a un centro religioso chií cerca de la ciudad de Mosul. La explosión iba dirigida contra el centro religioso Huseinía de chiíes turcomanos situado en la localidad de Slijan, al norte de Mosul, y tuvo lugar cuando los fieles salían de la tradicional oración de los viernes.

El viernes anterior (31 de julio) cinco explosiones contra templos chiíes causaron otros 29 muertos y decenas de heridos.

Este rebrote de la violencia, el mayor desde la retirada de las tropas estadounidenses de las ciudades de Iraq el pasado 30 de junio, hace temer el regreso de la violencia sectaria, que entre 2006 y 2007 estuvo a punto de arrastrar al país a una guerra civil.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios