La negociación de paz en Siria se encuentra de nuevo en punto muerto

Las negociaciones sirias de paz están nuevamente en punto muerto tras la confirmación del bloque opositor de que no participará en ellas mientras continúen los ataques y persistan los obstáculos a la ayuda humanitaria.

Aunque algunos representantes de la oposición abandonaron Ginebra y otros lo harán en las próximas horas, una parte permanecerá en la ciudad a la espera de ver si la situación se desbloquea, según dirigentes opositores. "Hoy no hay nada nuevo, seguimos esperando. Algunos miembros de nuestra delegación se fueron ayer (por el lunes), otros lo harán mañana (por hoy) y otros esperaremos como máximo hasta el viernes para recibir respuestas", dijo George Sabra, vicepresidente de la Comisión Suprema de las Negociaciones (CSN), la alianza de opositores políticos y de grupos armados que participan en esta negociación.

El bloque opositor comunicó al mediador de la ONU, Staffan de Mistura, su negativa a seguir negociando al constatar que hubo un retroceso en el acceso humanitario que se consiguió el pasado mes a zonas muy afectadas por el conflicto y que las violaciones por parte del régimen al cese de las hostilidades van en aumento.

El líder de la delegación opositora en las negociaciones, Riad Hiyab, insistió en que la única razón de su presencia en Ginebra es avanzar en una "transición política real y poner fin a la crisis en Siria". "Desafortunadamente, nuestra cooperación se ha malentendido", agregó tras garantizar que los representantes de la oposición siria no claudicarán en su determinación de conseguir la salida de Bashar al Asad del poder.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios