La oposición de Zimbabue arrebata la mayoría al partido del presidente Mugabe

  • El mandatario sigue en silencio mientras el lento escrutinio impide conocer si será necesaria una segunda vuelta

La oposición zimbabuense arrebató ayer la mayoría parlamentaria al partido oficialista, según los resultados casi definitivos del lento escrutinio electoral, mientras el presidente, Robert Mugabe, sigue en silencio y crecen las presiones para que deje el poder.

El Movimiento para el Cambio Democrático (MDC, oposición) obtuvo 105 de los 210 escaños, mientras otro fue a parar a un candidato independiente, anunció la Comisión Electoral zimbabuense a partir de los resultados oficiales de 199 circunscripciones.

La oficialista Unión Nacional Africana de Zimbabue-Frente Patriótico (Zanu-PF) de Mugabe sólo conservó 93 escaños, lo que le impedirá ostentar la mayoría, ni siquiera relativa, sea cual sea el resultado en las 11 circunscripciones restantes.

"Según nuestros propios cálculos, podemos decir que el presidente (Morgan) Tsvangirai ganó las presidenciales", declaró ante la prensa Tendai Biti, secretario general del MDC.

Con el 50,3% de los votos, Tsvangirai no necesitaría segunda vuelta, frente al 42,9 de Mugabe y el 6,8 de un tercer candidato en liza, el ex ministro de Economía disidente, Simba Makoni.

"Ninguno de los dos candidatos obtendrá más del 50% de los votos", titulaba el diario estatal The Herald ayer, que daba por hecha una segunda vuelta.

Esa segunda vuelta, considerada por los expertos como una humillación para Mugabe, debería ser organizada en los próximos 21 días, según la Constitución, que da además un plazo máximo de seis días para que se publiquen los resultados completos de las elecciones.

Tsvangirai, que perdió frente a Mugabe hace seis años en lo que él cataloga de elección fraudulenta, declaró: "El pueblo de Zimbabue ha esperado tanto tiempo por esto que yo creo que puede esperar un poco más". "Estoy dispuesto a esperar que la ZEC (la Comisión Electoral de Zimbabue) confirme los resultados", agregó.

Otra fuente diplomática occidental calificó el anuncio del MDC de táctica "muy peligrosa" porque "si Mugabe acepta una segunda vuelta será para ganarla", aunque sea con un fraude masivo.

El Zanu-PF no comentó la pérdida de su mayoría en la Asamblea Nacional y Mugabe no ha habla en público desde el sábado.

La situación dista además de ser clara para la oposición. El MDC cuenta en su interior con una facción disidente de nueve recién elegidos legisladores, enfrentados con Tsvangirai y simpatizantes de un ex cabecilla estudiantil, Arthur Mutambara.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios