La oposición de Zimbabue denuncia el asesinato de 10 partidarios

  • El MDC asegura que 400 de sus seguidores han sido detenidos desde los comicios

La oposición de Zimbabue denunció ayer que, desde las elecciones del 29 de marzo, diez de sus partidarios han sido asesinados y otros 400 han sido detenidos.

"El régimen ha desencadenado una ola de violencia contra la gente", afirmó ayer en una rueda de prensa en Johannesburgo el secretario general de Movimiento para el Cambio Democrático (MDC), Tendai Biti.

El dirigente político responsabilizó de la violencia al gobernante ZANU-PF, liderado por el presidente de Zimbabue, Robert Mugabe, en el poder desde 1980 y acusado de violar los derechos humanos y políticos en su país. "Zimbabue es una zona de guerra", insistió Biti, añadiendo que la ola de violencia que se ha desatado ha obligado a casi 3.000 personas a abandonar sus comunidades de origen y buscar lugares más seguros.

El MDC asegura que ganó las presidenciales de marzo, cuyos resultados oficiales aún no se han dado a conocer. El candidato del MDC, Morgan Tsvangirai, sostiene que obtuvo suficientes votos para proclamarse vencedor sin necesidad de segunda vuelta.

El Gobierno, sin embargo, cree que ni Tsvangirai ni Mugabe, que aspiraba a reelección, consiguieron la mitad más uno de los sufragios, por lo que anticipa que será necesaria una segunda ronda.

Biti insistió ayer en que el MDC no aceptará otra decisión que su victoria en las elecciones presidenciales y dijo que las condiciones en las que se encuentra el país no aseguran una eventual segunda ronda libre y equitativa.

Las autoridades electorales comenzaron el sábado un recuento en 23 de las 207 circunscripciones en las que se celebró la votación el 29 de marzo y en donde ganó la oposición, lo que podría poner en riesgo la mayoría parlamentaria que tenía ya el MDC.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios