Seis palestinos y tres israelíes mueren en nuevos ataques en Gaza

  • La causa del nuevo repunte de la violencia en la Franja son los enfrentamientos entre el brazo armado del movimiento islamista Hamas y el Ejército israelí

Al menos seis palestinos y tres israelíes murieron ayer en un nuevo repunte de la violencia en Gaza, días después de que Israel y la ANP se comprometieran a seguir negociando pese a los obstáculos del proceso diplomático.

Los seis palestinos, entre ellos tres niños, murieron en tres sucesos separados en el sur y el este de la Franja de Gaza, que también causaron seis heridos, informó Raed el-Arini, jefe de relaciones públicas del hospital Shifa.

La primera víctima, del brazo armado del movimiento islamista Hamas murió por la mañana en una incursión del Ejército hebreo en la aldea de Al-Qarara (sur de Gaza), en una operación que también costó la vida a un soldado del lado israelí.

Por la tarde, fue una incursión palestina en la terminal de combustibles del paso fronterizo de Nahal Oz, por donde entra el abastecimiento a la Franja, la que desencadenó una nueva ola de ataques aéreos israelíes.

Según fuentes palestinas, cuatro milicianos atacaron la terminal en una acción conjunta de la Yihad Islámica, los Comités Populares de la Resistencia y las Brigadas Muyahidín, vinculadas a Al-Fatah.

Dos vigilantes civiles israelíes murieron en el ataque, y otras dos personas resultaron heridas como consecuencia de los morteros disparados contra la terminal, informó la Estrella Roja de David (equivalente a Cruz Roja).

En un comunicado a los medios de prensa difundido por los tres grupos se asegura que cuatro milicianos entraron en la terminal y dispararon contra el personal, para regresar sanos y salvos a zona segura.

Sin embargo, fuentes militares israelíes aseguraron que dos de los atacantes fueron abatidos por soldados, información desmentida luego por los palestinos.

Los cinco muertos de esta tarde dentro de la Franja de Gaza fueron víctimas de ataques aéreos después de la incursión, en redadas para abatir a los atacantes.

Un obúa disparado contra un coche que circulaba por el barrio Zeitún de Gaza, murió un miliciano y tres niños, dijo el-Arini, y otro miliciano en un segundo ataque en el este de la Franja.

Israel ha declarado el cierre de la terminal de abastecimiento hasta nuevo aviso, bloqueando que nuevas partidas de combustibles entren a Gaza, donde de por sí ya escasea debido al bloqueo que impuso a la Franja en junio de 2007.

"El terrorismo palestino ataca pasos humanitarios como el de Nahal Oz por donde entra abastecimiento vital", dijeron fuentes militares.

Aunque no involucrado en la incursión, el Ministerio israelí de Exteriores consideró que el responsable de la muerte de dos los israelíes es el movimiento Hamas, porque "controla la Franja".

"Israel considera a Hamas como responsable por el ataque terrorista de hoy... Hamas tiene la responsabilidad y Hamas pagará también las consecuencias", dice el comunicado.

Este ataque, prosigue la nota, "prueba de nuevo que los terroristas de Gaza no sólo atacan israelíes, sino que también tratan de causar daños a infraestructuras civiles que permiten una vida normal en la Franja".

"Israel transfiere alimentos, combustible, medicamentos, equipos y ayuda humanitaria todos los días a los residentes de Gaza, y los terroristas están intentando dañar esta actividad, con la que también dañan la vida y el bienestar de los habitantes de Gaza", concluye.

Los incidentes de ayer, que en principio podrían menguar el impulso del proceso negociador entre Israel y la Autoridad Nacional Palestina (ANP) iniciado en Annapolis, se producen dos días después de que el primer ministro Ehud Olmert y el presidente Mahmud Abbas, se comprometieran a no dejar que "la situación en el terreno obstaculice" las negociaciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios