Las personas que ayudaron a paliar los efectos de Chernóbil, protagonistas en el 30 aniversario

  • Ucrania ha rendido homenaje a los denominados 'liquidadores' en una emotiva ceremonia. Kiev promete incrementar la pensión que reciben los supervivientes de este colectivo, de los que quedan unas 10.000 personas.

Ucrania comenzó los actos para conmemorar el 30 aniversario del accidente nuclear de Chernóbil, con varias vigilias celebradas en la madrugada para rendir homenaje a las víctimas y liquidadores, las personas que ayudaron a paliar los efectos de la emisión masiva de radiación. A las 01:23, hora local, de este martes, exactamente la hora en que tuvo lugar la explosión del reactor número 4 de la central de Chernóbil el 26 de abril de 1986, sendas ceremonias comenzaron en una iglesia de Kiev y en otra en la ciudad de Slavutish en recuerdo de la catástrofe.

El Gobierno ucraniano anunció el lunes que aumentará con efecto retroactivo al 1 de enero de 2016 las gratificaciones otorgadas a los  liquidadores, que benefician a unas 10.000 personas, hasta una cantidad mensual equivalente a unos 73 euros (82 dólares).  

Slavutish, situada a 50 kilómetros de la central pero fuera de la zona de exclusión de 30 kilómetros ordenada en torno al epicentro del desastre, fue creada para acoger a algunos de los habitantes evacuados de las ciudades más afectadas, como Pripiat, así como a los trabajadores que siguen trabajando en el recinto atómico.

El presidente ucraniano, Petró Poroshenko, es esperado este martes en la zona de exclusión y en la central de Chernóbil, precedido por las protestas de "liquidadores" que exigen en Kiev que se les devuelvan las ayudas y beneficios sociales perdidos en los últimos años. Antes, en el complejo de arte nacional Museo Mystetskyi Arsenal de la capital ucraniana, Poroshenko asistió a otro acto dedicado a la tragedia, en el que se mostró un cuadro de la artista Maria Primachenko dedicado a su sobrino Valeri Jodemchuk, el único operador de la planta nuclear que murió la noche de la explosión. Un memorial dentro de la central de Chernóbil recuerda a este trabajador fallecido.

El peor accidente nuclear de la historia, en la central de Chernóbil, a 120 kilómetros de Kiev, liberó a la atmósfera más de 50 millones de curies de radiación y contaminó vastas zonas de este país, de Bielorrusia y de Rusia. De la zona de exclusión creada en torno a la siniestrada central, fueron evacuadas más de 135.000 personas los días posteriores al accidente, de las ciudades de Pripiat, que contaba con 50.000 habitantes, Chernóbil, con 12.000, y pueblos cercanos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios