La planta de electricidad de Gaza cierra por falta de combustible

  • El miércoles por la tarde se agotará el diesel industrial acumulado y la actividad de la planta cesará · El desabastecimiento en la ciudad de Gaza se elevará al 50%

La única planta de electricidad de la franja de Gaza dejará de funcionar este miércoles, por la falta de combustible originada por el bloqueo israelí, advirtió el subdirector de la Autoridad de Energía palestina, Kanan Obaid.

"Mañana por la tarde, se agotará el diesel industrial acumulado y la actividad de la planta cesará", manifestó Obaid, quien afirmó que "el desabastecimiento total de electricidad en la franja será del 35%, mientras que en la ciudad de Gaza se elevará al 50%".

El diputado palestino independiente Jamal Al Jodari, que lidera la campaña contra el bloqueo israelí a la franja de Gaza, recordó que "desde hace trece días, Israel ha congelado el suministro de todo tipo de combustible" a este territorio, "incluido el fuel para la planta de electricidad".

El pasado 9 de abril, Israel estrechó el cerco a Gaza, habitado por millón y medio de personas, después de que milicianos palestinos mataran a dos civiles israelíes en el paso fronterizo de Nahal Oz, terminal por la que se canaliza el combustible a la franja.

Hasta esa fecha, las autoridades israelíes permitían de forma limitada la entrada en la franja de cargamentos de combustible para la estación de electricidad, así como gas para cocinar.

El bloqueo israelí se inició en junio de 2007 después de que el movimiento islamista Hamás se hiciera con el control de la franja de Gaza tras enfrentarse a las fuerzas leales al presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) y líder del movimiento nacionalista Al Fatah, Mahmud Abás.

La planta de Gaza produce entre 50 y 80 megavatios de electricidad cuando cuenta con el suficiente combustible y funciona a pleno rendimiento.

Además, Israel suministra 120 megavatios de luz a las poblaciones fronterizas y del norte de la franja mediterránea, mientras que Egipto aporta 20 megavatios en la zona sur de este territorio.

Por su parte, en un comunicado la organización de derechos humanos israelí Gisha se hace eco hoy del problema del agotamiento del combustible de la planta de Gaza.

Al advertir de que los cortes de luz serán de entre 8 y 16 horas al día en Gaza, Gisha se dirige en el documento a la Fiscalía para declarar que el Ejército israelí está violando su compromiso con el Tribunal Supremo de permitir la entrada de una "cantidad mínima" de combustible a Gaza a fin de impedir que se produzca una catástrofe humana.

Por su parte, el ministro palestino de Sanidad, Fathi Abu Mughli, afirmó hoy que la falta de combustible tendrá desastrosas consecuencias para el sistema de salud y "supone una amenaza directa a los pacientes".

"El bloqueo brutal e inhumano israelí se ha agravado de una forma sin precedente después de que decidiera cesar de proveer combustible a Gaza", afirma el ministro en una carta remitida a la prensa y organizaciones humanitarias.

Sgún Abu Mughli, las ambulancias, generadores de energía y plantas esterilizadas tienen los días de funcionamiento contados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios