Más de 20 policías mueren en varios ataques en el sur de Afganistán

Varias personas asistían ayer al funeral de uno de los policías locales muertos tras los ataques contra puestos policiales en Helmand. Varias personas asistían ayer al funeral de uno de los policías locales muertos tras los ataques contra puestos policiales en Helmand.

Varias personas asistían ayer al funeral de uno de los policías locales muertos tras los ataques contra puestos policiales en Helmand. / watan yar / efe

Al menos 22 policías y 45 talibanes murieron y otros 15 agentes y 35 insurgentes resultaron heridos en varios ataques a puestos de control en la provincia de Kandahar, en el sur de Afganistán, informó ayer una fuente policial.

Los ataques coordinados contra al menos 15 puestos de control de la Policía en los distritos de Zerai y Maiwand comenzaron a última hora de la tarde del lunes y se prolongaron hasta la madrugada, precisó el portavoz de la Policía de Kandahar, Matiullah Helal.

"En este gran ataque, los talibanes querían capturar estos puestos de control situados en la primera línea, pero fueron derrotados y obligados a retroceder", explicó Helal, que aseguró que la situación de seguridad en estos momentos es normal. En la acción insurgente coordinada también se empleó un coche cargado de explosivos, detalló.

Los puestos de control atacados se encuentran en las proximidades de la frontera con la provincia de Helmand, donde los talibanes controlan nueve de 14 distritos.

Un miembro de la administración local, que pidió el anonimato, calificó el ataque de "serio", en un intento de los insurgentes de tomar el control de más territorio en la provincia, donde de momento sólo dominan varias áreas.

Un portavoz de los talibanes, Qari Yusuf Ahmadi, reivindicó los ataques en un mensaje en la red social Telegram, en el que elevó el número de policías muertos a 43, "cuyos cuerpos permanecen en el campo de batalla", aseguró.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios