El presidente de Afganistán escapa ileso de un ataque talibán

  • El presidente de Afganistán, Hamid Karzai, salió ileso hoy de una ataque, reivindicado tanto por los talibanes como por un grupo armado afín a Al Qaeda, y perpetrado cuando comenzaba el desfile de conmemoración de la victoria muyahidín contra el Gobierno comunista

Comentarios 9

Una persona murió y once resultaron heridas en el ataque -cuyas características aún no están claras-, informó a Efe el portavoz del Ministerio de Defensa, Zahir Azimi, que no pudo concretar quiénes fueron las víctimas.

Por su parte, el portavoz talibán Zabiullah Mujahid aseguró a Efe que seis insurgentes había atacado durante la ceremonia con rifles de asalto y que tres de ellos murieron en el tiroteo que se desató mientras el resto escapó a un "lugar seguro".

Según Mujahid, los talibanes lanzaron su ataque a unos 30 metros el estrado en el que Karzai, su Gobierno y otros dignatarios se disponían a presenciar el gran desfile militar, que quedó interrumpido mientras miles de kabulíes huían despavoridos.

También se atribuyó la autoría del ataque el líder radical afgano Gulbudín Hekmatiar, un ex muyahidín que ahora está asociado a la red terrorista Al Qaeda.

Un portavoz de Hekmatiar dijo a la cadena de televisión privada Tolo que sus hombres habían atacado durante la ceremonia con cohetes desde una vivienda situada a un centenar de metros de Karzai.

Poco después de ser evacuado por sus guardaespaldas del lugar del desfile, en las proximidades del estadio de Kabul, Karzai apareció por televisión para confirmar que estaba bien y anunciar que varios atacantes habían sido arrestados.

El portavoz de Defensa no pudo confirmar cuántas personas han sido detenidas ni a qué grupo insurgente pertenecen.

El ataque sucedió pocos minutos después de comenzar la ceremonia de conmemoración de la victoria de los muyahidines afganos contra el Gobierno comunista apoyado por la Unión Soviética, en 1992, y se confundió con el sonido de las salvas de cañón y el himno que en ese momento estaba siendo escuchado.

Las tropas soviéticas se retiraron de Afganistán en febrero de 1989, tras diez años de ocupación y guerra contra distintos grupos de muyahidines, de los cuales el de Hekmatiar fue el que más ayuda exterior recibió.

Otros grupos de antiguos muhayidines tienen una fuerte presencia en el Parlamento y en el Gobierno de Karzai y cada año conmemoran con un desfile en Kabul su victoria contra el comunismo.

Los talibanes tomaron las armas contra el Gobierno de los muyahidines tras varios años de sangrienta guerra civil que enfrentó a las distintas facciones que habían luchado contra la URSS y sumió al país en el caos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios