El presidente de Mauritania resulta herido en un confuso tiroteo

  • Abdel Aziz recibe "por error" un disparo de un militar de su escolta y es evacuado a París

El presidente mauritano, Mohamed uld Abdel Aziz, fue evacuado ayer a París en un avión ambulancia tras haber recibido el sábado uno o varios balazos de un soldado cuando regresaba hacia Nuakchot.

La versión oficial, ofrecida la noche del sábado por el ministro de Comunicación, Hamdi uld Mahjoub, señalaba que el presidente fue tiroteado "por error" de un militar de su propia escolta, pero aseguró que su estado de salud es "bueno", tanto que pudo entrar en el hospital por su propio pie.

Sin embargo, otros medios electrónicos, como Tawary o Al Akbar, aseguraban que Abdel Aziz recibió varios balazos, uno de ellos en el abdomen, lo que pondría en duda la tesis de una "bala perdida", y que necesitó una intervención quirúrgica de varias horas.

Poco antes de partir a Francia, Abdel Aziz, de 57 años, apareció en la televisión pública del país, con semblante cansado pero sereno, para tranquilizar a los mauritanos al decirles que "las cosas van bien" y que "no hay razón para inquietarse". Sin embargo, no dijo que iba a ser trasladado al extranjero, y la cámara de la televisión oficial tuvo buen cuidado de no mostrar más que su cara y la parte superior del torso cubierto por una sábana.

"Agradezco a los médicos por la intervención quirúrgica que acabo de pasar", dijo el presidente en su breve declaración hecha desde un Hospital Militar, cuyos accesos permanecieron bloqueados.

Los medios oficiales no han dado ninguna pista de las razones de su traslado a Francia, la duración de su estancia ni explicaciones sobre quién queda de forma interina al cargo de la jefatura del Estado.

Abdel Aziz tiene por costumbre pasar los fines de semana en una hacienda que posee a unos 100 kilómetros de la capital, en su región natal, y todo parece indicar que regresaba de ese lugar cuando fue alcanzado por los disparos de un militar del que no se conocen más detalles.

Más allá de la lacónica declaración del portavoz del Gobierno y la del presidente, quedan muchas preguntas en el aire sobre las circunstancias exactas del suceso, si el autor de los hechos actuó solo y si fue un ataque premeditado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios