El presidente alemán abre la carrera sucesoria al renunciar a la reelección

El presidente alemán, Joachim Gauck, de 76 años, anunció ayer que no optará a un segundo mandato por su edad y abrió la carrera sucesoria para un cargo de carácter representativo, pero considerado como una autoridad moral en el país.

Gauck, pastor protestante y disidente en la extinta República Democrática Alemana (RDA), concluye su mandato de cinco años el próximo marzo y, con su decisión, obliga a los partidos a buscar un candidato a la Presidencia, que deberá elegir la Asamblea Federal el 12 de febrero de 2017, unos meses antes de las próximas generales.

"Soy consciente de que el periodo entre los 77 y los 82 años de edad es distinto al que me encuentro ahora. No quiero presuponer para un nuevo periodo de cinco años una energía y vitalidad que no puedo garantizar", manifestó Gauck en una comparecencia en la sede presidencial de Bellevue.

Poco después del anuncio, la canciller Angela Merkel apuntó a que las deliberaciones en busca de un sucesor se iniciarán tras las elecciones regionales de Mecklenburgo-Antepomerania (este) y de la ciudad-estado de Berlín, el próximo septiembre. La elección del presidente del país corresponde a la Asamblea Federal, integrada por los diputados del Bundestag (cámara baja) más el mismo número de representantes de los Länder y cuyo único cometido es elegir al nuevo jefe del Estado.

Gauck aseguró que la suya no ha sido una decisión sencilla y enmarcó la elección de un nuevo presidente en la "normalidad democrática", también en momentos difíciles.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios