Los primeros recuentos de votos apuntan al fraude en Zimbabue

  • La UE insta a un rápido escrutinio para evitar estafas en el proceso electoral

Los primeros resultados parciales de los comicios presidenciales celebrados el sábado en Zimbabue contradicen las estimaciones de la oposición, lo que unido al lento recuento de los votos arroja dudas que deben ser aclaradas lo antes posible, advirtió ayer la Unión Europea (UE).

Según el recuento oficial, tanto el Movimiento por el Cambio Democrático (MDC), del candidato presidencial opositor Morgan Tsvangirai, como el gobernante ZANU-PF, del presidente Robert Mugabe, habrían obtenido 26 escaños cada uno.

Por el contrario, la oposición asegura que ha conseguido la victoria en 96 de los 128 distritos electorales.

La UE por su parte instó a una rápida publicación de los resultados, alegando que el retraso no está justificado y plantea cuestiones que deben ser aclaradas lo antes posible.

El secretario general del MDC, Tedai Biti, explicó que la lenta entrega de los datos del escrutinio puede esconder un intento del partido gobernante de robar el sentido de la votación y aseguró que están "ansiosos esperando los resultados finales. Recemos para que no vuelva a haber una manipulación de la voluntad popular".

El Movimiento por el Cambio Democrático ya se había proclamado vencedor de los comicios el domingo, después de que los primeros resultados parciales extraoficiales apuntaran a una aplastante victoria de ese partido opositor en Harare, la capital de Zimbabue, y en Bulawayo, la segunda ciudad del país, así como en algunas áreas rurales que hasta ahora eran consideradas bastiones del partido gobernante.

Las autoridades electorales pidieron al MDC que dejen de proporcionar resultados no oficiales, ya que sólo la Comisión Electoral, que comenzó ayer a facilitar datos desde un hotel de la capital, está autorizada a ello.

Mugabe, de 84 años, que viene gobernando Zimbabue desde 1980, cuando la colonia británica logró su independencia, se enfrentó en la elección presidencial con Tsvangirai, de 56 años, y con el ex ministro de Finanzas Simba Makoni, de 58 años. Un total de 5,9 millones de zimbabuenses estaban convocados a acudir a las urnas en unas 10.000 circunscripciones electorales.

Según los observadores, las elecciones, que transcurrieron sin grandes incidentes, eran una especie de referéndum sobre la política populista que practica Mugabe, que ha sumido el país en el caos económico, con una inflación récord mundial del 100.000%, una tasa del desempleo del 80% y una extendida escasez de alimentos, medicinas y combustible.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios