Un juez reitera que el ex dictador Noriega debe ser extraditado a Francia

  • La Justicia norteamericana rechaza un nuevo 'habeas corpus' del ex líder panameño

El ex general panameño Manuel Antonio Noriega perdió otra batalla legal después de que un juez de EEUU dictaminara ayer que su estatus de prisionero de guerra no impide que sea extraditado a Francia, donde está acusado de blanqueo de capitales.

El juez Paul Huck denegó una segunda petición de habeas corpus a Noriega tras decidir que Francia ha suministrado suficientes garantías de que el militar panameño estará bajo protección de la Convención de Ginebra.

El magistrado informó a la defensa que le entregará en los próximos días una certificación que permitirá a los abogados de Noriega recurrir la decisión ante el Undécimo Tribunal de Apelaciones de Atlanta.

Huck en una audiencia de casi una hora dijo que estaba de acuerdo con el dictamen del juez William Hoeveler, quien en septiembre pasado rechazó los argumentos de que Noriega no debía ser enviado a Francia porque con ello se contradice la Convención de Ginebra. "Éste es un caso excepcional, no creo que la Convención de Ginebra fuera diseñada contemplando este tipo de situación", expresó Huck.

La convención permitió a Estados Unidos mantenerle detenido después de concluir las hostilidades entre este país y Panamá.

La complicidad de Noriega con el narcotráfico colombiano y las denuncias de corrupción y abusos del régimen que se sustentaba con el apoyo de su Ejército provocaron la invasión de Panamá en diciembre de 1989.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios