Las salidas de Al Asad

  • Los expertos no dudan sobre la caída del régimen pero la forma en que finalmente lo hará sí es una incógnita

Mantenerse en Damasco lo más posible, replegarse hacia la región alauí, organizar una defensa encarnizada o exiliarse, tales son las opciones del presidente sirio Bashar al Asad, según expertos que consideran que su régimen va a hundirse inexorablemente.

El atentado en el que murieron cuatro altas autoridades de la seguridad asestó un duro golpe al régimen de Al Asad, pero no lo decapitó. Su hermano menor Maher sigue estando al frente de la Guardia Republicana y de la cuarta división del Ejército encargada de la seguridad de Damasco.

Y, según los expertos, la renuncia de Al Asad no se plantea actualmente. "Hay una aceleración inexorable de la pérdida de control del régimen, pero no parece que esté cerca de ceder", estimó en París una fuente bien informada.

¿Cuáles son las opciones posibles en momentos en que el régimen sirio hace frente a la más importante presión militar de los rebeldes?

Lo que está en juego es el control de Damasco, responden los expertos. "Mientras al Asad controle la capital, controla la sede del Gobierno y la legitimidad del poder. El despliegue de las tropas del Golán y de la frontera iraquí hacia la capital, asumiendo el riesgo de desproteger los frentes, demuestra que quiere aguantar", señala Fabrice Balanche, del Grupo de investigaciones y estudios sobre el Mediterráneo y Oriente Próximo.

"Hay una dimensión tierra quemada en Damasco que respalda más bien la tesis de golpear hasta el fin en lugares en los que se piensa mantenerse un poco y, si no se logra, replegarse después", argumentó la fuente bien informada.

Pareciera que esta estrategia puede funcionar a corto plazo (el viernes, el Ejército gubernamental recupero el barrio de Al Midan que habían ocupado los rebeldes), pero no a largo plazo, consideran los especialistas, según los cuales la caída de Damasco podría producirse más rápidamente de lo previsto.

Si Al Asad pierde Damasco, puede replegarse a la zona alauí, comunidad minoritaria a la que él pertenece, en el noroeste del país, entre montañas y costa.

Según varias fuentes, hay planes para esa hipótesis. Desde hace meses, opositores afirman que Al Asad agrupa armas en esa zona y los rusos, que apoyan a Damasco, tienen la base militar de Tartus en la misma zona.

"Es muy probable que se lance a una batalla desesperada desde ese reducto", consideró Joseph Bahout, especialista de Oriente Próximo en el Instituto de Estudios Políticos de París. "La defensa puede durar meses y adquirir un cariz abiertamente comunitario (entre alauíes y suníes, la comunidad mayoritaria en Siria) con líneas de demarcación".

Al Asad "espera quizá que eso provoque una reacción internacional para poner fin al conflicto con una división y salvarse", agrega Bahout.

Esta opción de defensa encarnizada podría transformarse en guerra civil a ultranza, dado que en esa zona hay no pocos pueblos de población mixta.

"Esa región defenderá firmemente su territorio. Para crear un reducto hace falta homogeneidad y hay, por ende, riesgos de depuración étnica", según Thomas Pierret, especialista de la Universidad de Edimburgo.

¿Cuánto tiempo aguantaría Al Asad ese conflicto? ¿Con qué fuerzas? ¿Podría esperar el apoyo de los rusos? Esas preguntas carecen de respuesta hasta ahora.

Pero varios expertos avanzan la idea de que Bashar al Asad sea abandonado por su propia comunidad. "A plazo puede ser rechazado por los alauíes como un actor que no supo proteger su comunidad", estimó Balanche.

"No creo que una transición dirigida por el régimen sea posible en Siria dada la sangre derramada". "Este régimen no cederá fácilmente", afirmó Salman Shaikh, experto del Washington Brookings.

En cuanto a la opción del exilio, circulan los nombres de Rusia, Irán o Bielorrusia, aunque Al Asad no ha dado ninguna señal en ese sentido.

Su partida desde la base rusa de Tartus o en avión desde Damasco es posible. Pero eso no soluciona la cuestión del resto de su clan, que podría en tal caso "tratar de ir más lejos en el horror", según la citada fuente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios