El sector público venezolano sólo trabajará dos días para ahorrar

  • El Gobierno de Maduro impone esta medida por la pertinaz sequía que azota el país

El Gobierno de Venezuela decretó que el sector público no trabajará los miércoles, jueves y viernes como medida de ahorro energético en el marco de la sequía que sufre el país y pidió a los poderes judicial, electoral y ciudadano colaborar con esta decisión. "Los miércoles, jueves y viernes no se trabajará en el sector público a excepción de aquellas tareas que son fundamentales y que son necesarias, igualmente los viernes serán no laborables para los planteles educativos de los niveles inicial, medio y básico", dijo el vicepresidente ejecutivo, Aristóbulo Istúriz.

El vicepresidente hizo el anuncio desde el embalse de Guri, el más importante del país, que se encuentra en un nivel crítico de agua, donde adelantó que el presidente, Nicolás Maduro, le pidió dar esta información. El Gobierno ya había anunciado el 7 de abril pasado que los viernes no se trabajaría en el sector público para atender la emergencia nacional ocasionada por la sequía.

Minutos después del anuncio de Istúriz, el jefe de Estado confirmó la información desde su programa de radio y televisión En contacto con Maduro, y anunció que se instaló una comisión presidencial especial para recuperar "todo el ecosistema del Guri". "El vicepresidente anunció, así le di la instrucción, una nueva medida necesaria para que la administración pública trabaje lunes y martes, mientras pasamos estas semanas críticas, extremas", dijo Maduro. Además, indicó que durante al menos dos semanas se mantendrá este sistema laboral.

"Le estoy pidiendo el apoyo a los poderes públicos, manteniendo los servicios, al Poder Judicial, he hablado con la presidenta del Tribunal Supremo (Gladys Gutiérrez), le estoy pidiendo el apoyo al Poder Electoral, a la presidenta del Poder Electoral (Tibisay Lucena) le estoy pidiendo el apoyo al Poder Ciudadano también", señaló.

En los últimos días se han producido protestas intermitentes en rechazo al racionamiento eléctrico obligado por la sequía en ciudades del interior venezolano. La estatal Corporación Eléctrica Nacional recurrió a las redes sociales para informar a su vez del progresivo descenso del nivel de los embalses de las hidroeléctricas.

Los casi 30 millones de habitantes de Venezuela consumen de promedio 15.500 megavatios por hora, 9.500 de los cuales son generados por las hidroeléctricas cuyos embalses han reducido sensiblemente sus niveles de agua debido a una sequía que en los últimos meses se ha agravado por el fenómeno climático de El Niño.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios