Uno de los suicidas del aeropuerto exculpa a algunos detenidos por el 22-M

  • Ibrahim El Bakraoui dejó un texto en un ordenador encontrado en un cubo de basura, en el que menciona a diferentes sospechosos como sus ayudantes, precisando que "no sabían en qué cooperaban".

Ibrahim El Bakraoui, uno de los terroristas del aeropuerto internacional de Bruselas, dejó antes de suicidarse con explosivos un mensaje en el ordenador hallado en un cubo de basura tras el atentado del 22-M en el que exculpa a otros sospechosos detenidos por complicidad en el ataque. En ese ordenador, encontrado en la calle Max Roos del distrito de Schaerbeek y que también contenía su testamento, Ibrahim menciona a diferentes sospechosos que le ayudaron en la preparación del atentado suicida, en la forma de compras o el alquiler de "viviendas seguras", indican hoy los diarios del grupo Mediahuis.

No obstante, señala El Bakraoui -cuyo hermano Khalid se hizo saltar por los aires en el metro de Maelbeek- estos "ayudantes" no sabían en qué cooperaban. Entre ellos figuraría Mohamed Bakkali, de 28 años, considerado el hombre que alquiló la vivienda en Schaerbeek donde se fabricaron los cinturones explosivos para los atentados del 13 de noviembre en París.

Éste también alquiló la casa de Auvelais, cerca de Namur, donde se confeccionaron igualmente cinturones explosivos. Según el mensaje de Ibrahim, Bakkali no era consciente del objetivo final, algo que los investigadores belgas juzgan improbable, indica la Agencia Belga.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios