¿A quien suplantó Karadzic?

  • El hombre a quien el ex líder serbio bosnio robó la identidad es un albañil jubilado que vive en Ruma y es estos días la persona más popular de la región

Dragan Dabic, un modesto albañil jubilado de la ciudad serbia de Ruma, se ha convertido en la persona más entrevistada de la región después de que se descubriera que el presunto criminal de guerra Radovan Karadzic se escondía bajo su identidad.

Equipos de periodistas de los medios serbios se suceden a la puerta de la casa del verdadero Dragan Dabic, que trabajaba como obrero de la construcción antes de jubilarse, hace un año.

Desde entonces se dedica un poco a la agricultura en la huerta de su casa en Ruma, ciudad al noroeste de Serbia, o a reparar algún pequeño desperfecto en las instalaciones eléctricas en la vecindad, para mejorar el escaso presupuesto familiar.

"Pues esto no es justo, en vez de buscar a quien ha hecho todo esto, me buscan todos a mí", declaró Dabic ante la prensa local. "No puedo estar en paz en mi propia casa", protestó.

Los datos en el documento nacional de identidad que usaba Karadzic coinciden en su totalidad con los del hombre de Ruma, desde el número único de ciudadano hasta el número de serie y la fecha de emisión y sólo difieren en sus fotografías, según informaron las autoridades serbias.

El documento fue emitido el 20 de abril de 1999 en Ruma.

El auténtico Dabic vive en esta ciudad serbia desde 1975 y cuenta que se siente un poco incómodo porque "alguien pudiera pensar" que él tenga "algo que ver" con Karadzic y sus documentos falsos.

"En vez de trabajar en la huerta recibo a los periodistas y contesto al teléfono, aunque en realidad no tengo de qué hablar", se quejó.

"Amenaza" con que si prosigue mucho el asedio de su casa tendrá que "cobrar por entrevistas porque hay que vivir de algo, mi pensión es modesta".

Dabic cuenta que su "único parecido con Karadzic" es que tiene una hija y un hijo y cuatro nietos, pero se ve pronto interrumpido por una nueva llamada telefónica a la que, ya un poco relajado y en tono de broma contesta diciendo: "Aquí Radovan".

Frente a la entrada de su casa pasan de vez en cuando los curiosos vecinos en grupos pequeños intentando escuchar la conversación de Dabic con la prensa, y le dicen de paso, entre risas, "¿Cómo está Ratko (Mladic)?" Y agregan entre risas "¡Dile por favor a Ratko que se cuide mejor!".

Mladic, antiguo comandante militar serbobosnio, también es prófugo del Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia (TPIY).

Karadzic fue detenido el lunes pasado por los servicios de inteligencia serbios en los alrededores de Belgrado, donde vivía bajo identidad falsa con el nombre de Dragan Dabic y se dedicaba a la medicina alternativa.

En el momento del arresto tenía el pelo largo canoso, barba blanca y gafas grandes, un aspecto muy diferente del que tenía antes de que se fugara.

El que fuera líder político de los serbios de Bosnia está acusado por el TPIY del genocidio en Srebrenica, del asedio de Sarajevo y de otros graves crímenes de guerra y contra la humanidad cometidos durante la guerra bosnia (1992-1995), por lo que estaba en busca y captura desde 1996.

Antes de que las autoridades serbias informaran de quién era el hombre cuya identidad usaba Karadzic, se conjeturaba de que se trataba de una persona muerta por disparos de un francotirador durante la guerra bosnia, y también hubo otras versiones sobre las personas con el nombre Dragan Dabic.

Todavía llenan la prensa local historias sobre las personas que se veían con Karadzic en su nueva identidad, lugares que visitaba, consultorios médicos en que buscaba trabajo y un restaurante belgradense en que pudo escuchar tocar el guzla, un ancestral instrumento monocorde balcánico, el preferido por el ex líder.

En ese restaurante, denominado La casa loca, había fotos del Karadzic y de Mladic, considerados como héroes por algunos serbios.

El propietario del restaurante, Tomas Kovijanic, oriundo de una aldea cercana a la zona natal del ex líder serbobosnio, en el centro montenegrino, aseguró que en varias ocasiones hablaba a su huésped sobre Karadzic sin saber con quién estaba.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios