Ala Younis desembarca en Sevilla

  • El Centro Andaluz de Arte Contemporáneo acoge la primera exposición individual en España de la artista jordana

El Centro Andaluz de Arte Contemporáneo (CAAC) presenta la primera exposición individual en España de la artista jordana Ala Younis (Kuwait, 1974, residente en Amán). Desde una perspectiva social y política, Younis investiga a través de su obra diferentes narrativas mediante las que se han ido construyendo diversos imaginarios visuales, intelectuales y afectivos de Oriente Próximo.

La exposición ha sido presentada este miércoles por el consejero de Cultura, Miguel Ángel Vázquez, la propia artista y el director del CAAC, Juan Antonio Álvarez Reyes. Organizada por el centro, recoge una buena parte de sus proyectos de los últimos diez años, desde el más temprano, titulado Nefertiti (2008), que ya puso de relieve una perspectiva feminista sobre los procesos de modernización característicos de los años 50 y 60 en Oriente Medio, hasta el más reciente realizado expresamente para esta exposición, en colaboración con la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Sevilla.

Artista, comisaria, investigadora e implicada en numerosos proyectos colectivos, su trabajo se materializa en instalaciones de objetos, maquetas, vídeos, material documental, fotografías y dibujos con los que compone investigaciones en las que lo político y social colapsa en lo personal.

Detalle de la muestra en el CAAC Detalle de la muestra en el CAAC

Detalle de la muestra en el CAAC / Juan Carlos Vázquez

Ala Younis presta especial atención -aunque no sólo- a dos contextos geográficos e identitarios concretos: el de Egipto y el de Iraq. Al espacio se le suma el tiempo, caracterizado en un periodo cronológico específico: el que se inicia tras la guerra del año 48, la primera del largo e inacabado conflicto árabe-israelí, y que tiene en los años 50 unos procesos históricos nacionales en donde las ideas de modernización social y política iban acompañadas de una búsqueda identitaria panarabista.

La exposición tiene dos ejes geográficos muy marcados. El primero de ellos es Egipto, en el que se incluyen los proyectos Nefertiti y UAR. La instalación sobre la máquina de coser Nefertiti gira en torno a un modelo obsoleto que se produjo y vendió en Egipto en los primeros años posteriores a la revolución de 1952 en el marco del empeño del gobierno por nacionalizar la industria y subrayar la soberanía egipcia.

Este proyecto, que aun siendo considerado feminista seguía confinando a las mujeres al espacio doméstico, pretendía empoderar a las amas de casa egipcias ofreciéndoles la oportunidad de generar ingresos mientras sus hombres luchaban en la guerra. La curvilínea Nefertiti fue retirada a finales de la década de 1980 por algunos fallos no resueltos de su diseño.

El proyecto Nefertiti de Ala Younis explora historias personales relacionadas con esta máquina de coser y su época, una descorazonadora decepción para la generación anterior y a la vez un icono nostálgico del apogeo de los sentimientos nacionalistas.

Por otro lado, el punto de partida de UAR (República Árabe Unida), de 2014, es una investigación sobre una fotografía en la que Gamal Abdel Nasser contempla a una entusiasta y orgullosa multitud árabe durante la firma de un acuerdo de unión soberana entre Egipto y Siria en 1958. Muchas fuerzas regionales e internacionales cuestionaron la viabilidad de una unión soberana de estados árabes. Sin embargo, esta coalición parecía estar ganando fuerza en la región gracias a un proyecto aeroespacial que prometía dar al mundo árabe un poder sin precedentes e inundar el Golfo de petróleo, expertos y exportaciones.

Pero en 1970, tras una de las Cumbres árabes, un ataque al corazón provocó la muerte de Nasser. Cinco millones de personas participaron en la procesión fúnebre de diez kilómetros hasta el lugar en el que fue enterrado, incluso algunos llegaron a abalanzarse sobre el féretro. Todos los jefes de estado árabes asistieron.

El proyecto, que recorre un repertorio de imágenes y objetos de aquella época, estudia las historias y los mecanismos que dieron lugar a la figura histórica de Nasser y pone fin a una trilogía de obras sobre el nacionalismo árabe que Ala Younis comenzó con Nefertiti y Needles to Rockets (2008) y siguió con Six Days (2009).

Junto a Egipto, el otro país en el que se centra Ala Younis en sus investigaciones es Iraq. Nada más llegar, el espectador entra en una gran sala con el proyecto titulado Plan urbanístico para el Gran Bagdad, compuesto por una maqueta y diferentes documentos y materiales encontrados sobre la ciudad de Bagdad que exploran las asociaciones ideológicas de los edificios y monumentos en Iraq.

El origen de este proyecto fue inspirado por un conjunto de diapositivas de 35 milímetros que el arquitecto Rifat Chadirji tomó en 1982 y en las que se mostraba un gimnasio de Bagdad diseñado por Le Corbusier y bautizado en honor a Sadam Husein. La instalación muestra la maqueta de este gimnasio y reúne un conjunto de monumentos, junto a los arquitectos que los diseñaron, los gobiernos que los encargaron y los cambios y tensiones entre ideales e ideologías que generaron.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios