¿Alguien lo esperaba?

Pues no, uno se esperaba a estas alturas un fiero ejercicio de estilo que rescatara el ímpetu de títulos -sin complejos- gloriosos como Murmur, Reckoning, Fables of The Reconstruction y Rifles Life Pageant, pero es que eso es justo lo que se viene a la cabeza, y al ánimo, cuando arranca Living Well is The Best Revenge; lo que se refuerza con Man-Sized Wreath y lo que, con una sonrisa de satisfacción, se mantiene a lo largo de todo un álbum, Accelerate, que muy probablemente no reportará a REM nuevos seguidores, pero que dejará más que satisfechos a quienes los siguen desde el principio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios