Atalaya estrena "la primera versión en castellano" del mito de Ariadna

  • La compañía presenta en el Central la última pieza de su trilogía sobre heroínas trágicas, tras 'Elektra' y 'Medea (La extranjera)' · La obra, coproducida por el CAT, es un texto póstumo de Carlos Iniesta

El Centro Andaluz de Teatro y la compañía Atalaya estrenan mañana en el Central la coproducción Ariadna, el primer montaje escénico que aborda en castellano -según sus responsables- la historia de este personaje mitológico. Se trata, además, de la obra póstuma del dramaturgo Carlos Iniesta, fallecido el pasado enero, y que, según comentó ayer su hermano Ricardo, estuvo retocando esta versión dramática hasta sus últimos días.

Con este espectáculo, Atalaya cierra su trilogía dedicada a heroínas trágicas, después de Elektra y Medea (la extranjera), las dos propuestas que más largo recorrido han tenido en la historia de la compañía al haber sido vistas en más de 200 ciudades de una veintena de países.

Para Ricardo Iniesta, "si Electra era el fuego y Medea la tierra, Ariadna representa el agua. Las otras eran mitos sanguinarios y vengativos, pero Ariadna es la idea de la lucidez", asegura el director de la formación sevillana, que ve a su protagonista como "lo más opuesto a Fausto: ella no vende su alma al diablo".

El espectáculo, que estará en escena en Sevilla hasta el sábado, describe cómo la protagonista desafía la autoridad de Minos (su padre, rey de Creta) y por amor ayuda a Teseo a vencer al minotauro y salir del laberinto. En su rebelión ante lo establecido, Ariadna representa el dilema entre "la pasión por vivir" y "la sumisión a los dictados del poder", sea éste terrenal o divino.

Para elaborar esta defensa de la libertad personal, el texto de Carlos Iniesta se sustenta en extractos de Marina Tsvietáieva, Nietzsche, Ovidio, Catulo, Hofmannstahl y el catedrático vallisoletano David Pujante. Ricardo Iniesta apunta con curiosidad que ningún clásico se atrevió a escribir una tragedia sobre Ariadna, pese a que es "uno de los mitos más conocidos". Al respecto, el director de escena ofrece una teoría: quizás esta laguna se deba a "la importancia que tienen los dioses" en la trama.

La labor de investigación que caracteriza a Atalaya está presente aquí en las composiciones de Luis Navarro, inspiradas en las músicas de la Ruta de la Seda, y en la compleja escenografía de Juan Ruesga, que remite al Mediterráneo con la utilización de una vela por la que se desplazan los personajes. Asimismo, si bien en el campo interpretativo las mujeres han ensayado danzas indianas, esta vez Ricardo Iniesta les ha pedido "algo más orgánico, que les saliera de dentro, y no se fijara tanto en movimientos de otras latitudes".

La compañía dedicará un homenaje al desaparecido Carlos Iniesta el próximo sábado, cuando ya se haya producido el estreno de mañana. Según anticipó ayer su hermano, "van a venir muchas personas de fuera, y haremos una lectura de textos suyos y algunas proyecciones. La historia es reunirnos y acordarnos de una persona irrepetible".

La desaparición del dramaturgo ha empañado el que estaba destinado a ser un año mágico para Atalaya, que cumple el cuarto de siglo y que abrirá el próximo octubre el Centro Internacional de Investigación TNT, un complejo escénico y formativo ubicado en el distrito Macarena Norte.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios