El Ayuntamiento se plantea hacer bienal el Festival de Música Antigua

  • La prouesta, en fase de estudio, coincide con la oferta a los festivales privados de la ciudad para que pasen a celebrarse cada dos años en lugar de afrontar en 2012 una notable reduciión presupuestaria.

Comentarios 7

La importancia que la ciudad de Sevilla ha adquirido, en las últimas décadas, en el terreno de la música antigua, ha sido reconocida en toda España sin ambages. La calidad de las sucesivas generaciones de intérpretes, con el Premio Nacional de Música a la Orquesta Barroca (OBS) como corolario, ha generado un público fiel y en aumento que ha convertido a la capital andaluza en uno de los centros neurálgicos de las músicas históricas, una afición que vive cada año su cita culminante en el Festival de Música Antigua (Femás), que actualmente dirige el violagambista Fahmi Alqhai. La próxima edición de esta muestra -hasta ahora patrocinada por el Ayuntamiento de Sevilla con la colaboración del Ministerio de Cultura- puede ser la última de carácter anual si prospera un proyecto de la delegación municipal para que todos los festivales privados de la ciudad, pero también algunos públicos, pasen a tener carácter bienal. La medida, que la responsable municipal de Cultura, María del Mar Sánchez Estrella, desgranó ayer en un Desayuno Informativo celebrado en el Club Antares, no se aplicaría, entre los públicos, al Sevilla Festival de Cine Europeo "por darse a conocer en el mismo las candidaturas a los premios del cine europeo (EFA)", aunque el Ayuntamiento quiere que, a partir de la próxima edición, sea "más abierto a la ciudadanía y menos orientado al cine minoritario y de autor".

Consultada por este medio sobre las aciagas consecuencias que, para una muestra como el Femás, que cada año atrae hasta esta plaza -rubricada por la Unesco como Ciudad de la Música- a las principales figuras de la música histórica, desde veteranos como Jordi Savall a las formaciones más innovadoras, como Grandelavoix en la pasada edición, pero que sobre todo propicia una actividad didáctica sin parangón (desde talleres y clases magistrales a exposiciones de luthería o academias orquestales), la delegada de Cultura defendió su fórmula subrayando que "de momento es una idea que estamos estudiando y que tenemos que hablar con sus responsables pero, no por ser Bienal, el Femás va a perder actividad". "Lo que queremos es que un festival consolidado, con público, con demanda, se preserve. Si una actividad se celebra cada dos años puede aumentar días, puede tener más presupuesto y nos permite negociar con otras entidades, para que no sólo dependa de nosotros", razonó. Además, la delegada precisó que, en los años en los que no se celebre el Femás, "habría música de este repertorio en la ciudad gracias al ciclo de la Orquesta Barroca de Sevilla (OBS), el de órganos históricos o el Festival Turina", entre otras iniciativas.

"Vamos a trabajar con el patrocinio privado para la cantidad y calidad de estos festivales", añadió Sánchez Estrella, que hoy volverá a reunirse con la Plataforma de Festivales de Iniciativa Privada de Sevilla, tras el encuentro que mantuvieron la semana pasada. "Es un diálogo abierto, no es cuestión de que yo les diga lo que tienen que hacer", matizó la delegada, que espera "conclusiones interesantes" de la cita de hoy.

La controvertida decisión de celebrar cada dos años algunos de esos festivales privados que, como el Mes de Danza, Zemos98, Circada, el Festival de Teatro (Fest), el Mitin, el Encuentro del Cómic o el South Pop, han dado un sello propio de calidad e innovación a la oferta cultural de la ciudad, se justificaría no tanto por los recortes económicos, insistió Sánchez Estrella, como por "la necesidad de reordenar el calendario cultural, que se concentra excesivamente en el otoño y en primavera, dejando prácticamente sin contenido los meses de diciembre, enero y febrero". Sin embargo, a preguntas de los periodistas, la responsable municipal reconoció que, si muchos de estos festivales no estuvieran de acuerdo con la propuesta de pasar a ser bienales, "probablemente en 2012 habría una reducción presupuestaria para todos".

Sánchez Estrella insistió en el compromiso de "austeridad" que guiará sus políticas culturales, si bien avanzó que se aumentará en un 10% la partida a la Real Orquesta Sinfónica de Sevilla (ROSS), para equilibrar un poco el descenso del 20% que le aplicó el anterior equipo municipal en los presupuestos de este 2011 que ya se cierra. La ROSS está financiada exclusivamente por el Ayuntamiento y la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía. En cambio, las cantidades para el Maestranza, donde el teatro es patrono junto a la Junta, el Ministerio de Cultura y la Diputación, no se incrementarán (910.000 euros), como ya anunció la propia delegada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios