Crítica de Música

Beethoven frente a Schubert

kirylo korsunenko

XXVII Festival de Primavera de Jventudes Musicales de Sevilla. Programa: Sonata nº 14 en Do menor, op. 27, nº 2, de L. van Beethoven; 'Novelette' en Fa sostenido menor, op. 21 nº 8, de R. Schumann; 'La bata de cola', de J. Medina; 5 preludios, de B. Liatoshinski; Sonata nº 18 en Sol mayor D894, de F. Schubert. Piano: Kirylo Korsunenko. Lugar: Salón de carteles de la Real Maestranza. Fecha: Lunes, 13 de junio. Aforo: Tres cuartos.

Con el aval del primer premio en el concurso de Las Rozas del pasado año, se presentó anoche en el festival de Juventudes Musicales el pianista ucraniano Kirylo Korsunenko con un programa que basculaba sobre dos trascendentales sonatas románticas.

Korsunenko abordó la famosa Claro de luna desde una posición de equilibrio entre el ímpetu expresivo y el espíritu doliente. Así, ofreció un Adagio sostenuto de fraseo muy cuidado, con atención a los acentos y muy comedido en el rubato, buscando más el perfil meditativo de la pieza. En el Allegretto no cargó demasiado las tintas sobre las síncopas y no exageró el staccato, para abordar el Presto agitato final con la suficiente energía pero sin dejar que la efusividad se desbordase. Sólo en este movimiento pudieron detectarse algunos pasajes emborronados.

El carácter dual de la Novelette, con sus cambios de clima anímico, encontró en las manos de Korsunenko una version también dual: apasionadamente desbordada en las secciones agitadas y de fraseo más lírico y recogido en las más poéticas. Nada que decir sobre la insustancial pieza de Medina, una mera pieza de concurso para testar la agilidad de los participantes. Unos poco originales preludios de Liatoshinski sonaron con simple corrección.

La monumental sonata nº 18 de Schubert es una verdadera pista de trampas que pudieron con el pianista ucraniano, cerrado en unos tiempos lentos y en un fraseo plano y de expresividad rala.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios