Canto lírico flamenco

El tenor y compositor sevillano Manuel García escribió a finales del siglo XVIII El combate del bolero y la caña. El Canario Chico era un tenor y cantaor que, a finales del siglo XIX, se presentaba con su programa doble de cantes flamencos y cantos populares armonizados para la escena. Contamos con un testimonio de su arte, unas guajiras acompañadas al piano de 1897 (circa), un cilindro de cera que editó el Centro Andaluz de Flamenco en formato CD hace unos años, desconociendo la identidad del intérprete.

Las relaciones estéticas entre el flamenco y el belcanto han sido objeto de reflexión en la obra Teoría romántica del cante flamenco (1976) de Luis Lavour, más o menos desconocida todavía en el ámbito flamencológico actual, a pesar de los años transcurridos. Todas estas reflexiones, que ampliaremos en el futuro, surgen a propósito de este disco, una curiosidad. Desde luego que la presentación del mismo posee el énfasis propio de la mejor ópera flamenca: "Novedad mundial; la soprano del cante flamenco; flamenco lírico". La obra está cuidada desde el punto de vista técnico, aunque el ropaje musical propio de la estética flamenca contemporánea, que, como saben, sigue primando los aspectos étnicos y de espontaneidad de este arte, por encima de la depuración técnica, contrasta con la voz de la cantaora que, eso sí, nos recuerda la técnica de La Rubia y otras intérpretes de hace ciento y pico años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios