Christie's logra la recaudación más alta de su historia en una sola sesión

  • Subastó en una única jornada lotes de arte contemporáneo por valor de 543 millones de euros

Christie's batió el récord de venta en una sola sesión celebrada en Nueva York tras alcanzar el pasado martes los 543.000.000 euros con obras de arte de algunos de los artistas más importantes del pasado siglo, como Barnett Newman, Mark Rothko y Alexander Calder, entre otros. Entre ellos destacó el estadounidense Barnett Newman, que se convirtió en la sorpresa de la sesión de arte contemporáneo en Christie's al transformar su Black Fire I en el cuadro mejor vendido de la jornada, por 61,440 millones de euros (84,16 millones de dólares), muy por encima de un tríptico de Francis Bacon u obras reconocidas de Andy Warhol.

Juego cromático en blanco y negro pintado en 1961, este óleo sobre lienzo realizado por el expresionista abstracto rompió los pronósticos y consiguió además un récord en subasta para Barnett con una pieza que encarna la espiritualidad y grandiosidad que define su poética. Y aunque el formato (el tríptico) y el pintor (Francis Bacon) eran los mismos que marcaron el récord del cuadro más caro en subasta el año pasado, Tres estudios para un retrato de John Edwards se vendió sólo por 80 millones de dólares, menos de la mitad de los 142 millones de la plusmarca de Tres estudios de Lucian Freud.

Por su parte, Warhol logró que se rematara Race Riot (pintada en 1964) en 62,8 millones de dólares pero su Marilyn Blanca, que partía con expectativas de máximo 18 millones de dólares, se disparó hasta los 41 millones. Pintada en 1962, poco después de la muerte de la actriz, formó parte de una serie de Marilyns de Warhol que completaban la Marilyn de menta que el artista dio a Jasper Johns, la Marylin dorada, que se exhibe en la National Gallery of Arts de Washington, y la Marilyn azul del museo de arte de la universidad de Princeton.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios