El Consejo de Ministros no aprueba el reglamento de la 'ley Sinde'

  • Pese al anuncio de Ramón Jáuregui, la penúltima reunión del gabinete en funciones pasó por alto el visto bueno a la polémica normativa. "Queda sobre la mesa", dice José Blanco.

Comentarios 13

"Como usted bien sabe, sólo informo de las decisiones del Consejo de Ministros, no de las deliberaciones que en él se llevan a cabo". Con estas escuetas palabras, José Blanco, ministro de Fomento y portavoz del Gobierno en funciones, desmintió de manera tajante, en rueda de prensa celebrada este viernes, la rumoreada aprobación del reglamento de la polémica ley Sinde en la penúltima reunión del gabinete en funciones.

Dicho rumor se disparó cuando el ministro en funciones de la Presidencia, Ramón Jáuregui, aseguró por la mañana en unas declaraciones a Punto Radio que dicho punto estaba en la orden del día, que el PP estaba de acuerdo "absolutamente" con el reglamento de la ley Sinde y que éste sería aprobado en el Consejo de Ministros de este viernes.

"La aprobación del reglamento ha sido objeto de reflexión por parte del Consejo de Ministros, pero ha quedado sobre la mesa. Sobre las deliberaciones no voy a informar", volvió a contestar Blanco ante la insistencia de los periodistas, quienes recordaron al portavoz que incluso la popular Soraya Sáenz de Santamaría había hecho público su apoyo a la norma. Blanco descartó también la posible influencia en esta decisión del encendido debate que se vivió en internet en torno a la posible aprobación del reglamento. "El Consejo de Ministros no está viendo el debate en las redes", afirmó.

Ante las reiteradas preguntas de los periodistas, Blanco sólo reveló que la aprobación del reglamento "no había sido objeto de acuerdo", abundando en que el tema "queda sobre la mesa". ¿Significa esto que la ley Sinde volverá a ser tratada en la última reunión del consejo en funciones, el próximo día 16? "Desconozco el orden del día de la próxima reunión. Ya les informaré cuando se produzca", dijo Blanco.

Apoyos y discrepancias

Esta sucesión de anuncios y desmentidos evidencia la disparidad de criterios en torno a la ley Sinde presente tanto en el Gobierno en funciones como en el propio Partido Socialista. Jáuregui aseguraba este mismo viernes que la norma suponía un "sistema cargado de garantías de intervención judicial para perseguir el comercio fraudulento", cuando precisamente la ausencia de garantías judiciales ha sido uno de los aspectos más controvertidos del reglamento. Casi al mismo tiempo, varios miembros de la dirección del PSOE, entre ellos las diputadas Elena Valenciano y María González Veracruz, que es además responsable de Nuevas Tecnologías en la Ejecutiva Federal, dejaban claro su rechazo a la aprobación.

"No puedo compartir que Cultura proponga que se apruebe el reglamento de la ley Sinde, espero que el Consejo de Ministros lo pare", publicaba González Veracruz en su cuenta de Twitter. "Yo no estoy de acuerdo con esta decisión", decía también Valenciano en respuesta a preguntas de los internautas.

Este rechazo era compartido por otros dirigentes del PSOE. Según relataban fuentes socialistas, el pasado sábado, una parte del Comité Federal del partido -su máximo órgano entre Congresos- recibió con aplausos una intervención contraria a la aprobación de dicho reglamento. Esa intervención la hizo el secretario general de Juventudes Socialistas, Sergio Gutiérrez, que pidió dejar en manos del próximo Ejecutivo el desarrollo de la polémica disposición. Gutiérrez defendió que un Gobierno en funciones no debería aprobar más medidas que las imprescindibles por la situación económica y pidió al Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero que no cediera a las presiones de la industria y de Estados Unidos. "Ni indultos ni reglamentos", resumió el líder de JSE, según las fuentes consultadas. Sus palabras se produjeron un día después de que el Ejecutivo en funciones indultase al consejero delegado del Banco Santander, Alfredo Sáenz.

Otro miembro de la Comisión Ejecutiva Federal, el secretario de Medio Ambiente y exdiputado Hugo Morán, pidió en Twitter que "en el Consejo de Ministros se reflexione en igual sentido que en el Comité Federal".

El rechazo del consejo a la aprobación del reglamento, o su almacenamiento en la recámara, según se desprende de las declaraciones de Blanco, deja en una extraña situación al Partido Popular, que ya había expresado su apoyo al mismo. La dirigente popular Soraya Sáenz de Santamaría había señalado en declaraciones en el Congreso de los Diputados que el PP había decidido apoyar el desarrollo de la ley Sinde, aclarando que, no obstante, su grupo hubiese preferido "una regulación más completa". "El Gobierno nos trasladó que tenían preparado este desarrollo de una parte de la ley, la Comisión de Propiedad Intelectual. Nosotros pensábamos que debía haber sido completo, que se hubieran dado las soluciones para sustituir el canon por otras fórmulas de retribución tal y como figura en esta ley y tal y como le pidió el Congreso de los Diputados al Gobierno", señaló. 

Sáenz de Santamaría añadió que el Gobierno les informó entonces de que "no estaba en condiciones de incluirlo dentro de esta reforma", a pesar de lo cual, el PP consideró "que ya que estaba hecho y había plazos que cumplir para permitir al Gobierno que la desarrollara". "Nos han pasado el texto de su reforma y hemos hecho posible que la sacaran adelante tal como deseaban, pero nuestro deseo era una regulación más completa que incluyera formulas sustitutivas del canon como detallaba esta ley y como se votó en esta Cámara", insistió.

La mano derecha de Mariano Rajoy recordó incluso que, a lo largo de esta semana, el PP había mantenido reuniones "muy intensas con todos los ministerios" para tratar el "traslado de asuntos urgentes", como éste de la ley Sinde, así como otros que estarán "en la mesa del próximo Gobierno en las primeras semanas". Queda por ver cómo tratan los populares esta penúltima e imprevisible finta del Gobierno Zapatero, que deja de momento la pata caliente de la puesta en marcha de la ley, o su olvido definitivo, en manos del PP.

Reacciones

Las reacciones al fallido paso del reglamento por el Consejo de Ministros no se hicieron esperar. José Manuel Tourné, al frente del grupo de presión de las industrias de contenidos -la denominada Coalición de Creadores e Industrias de Contenidos-, teme que "no va a haber más intentos" por sacar adelante la ley Sinde, que considera acabada tras la decisión de este viermes. "Con un gobierno serio y valiente, estas cosas no ocurrirían", señaló Tourné, quien se mostró "perplejo y decepcionado" y confió en que "el nuevo gobierno del PP haga algo en defensa de la propiedad intelectual, como ha dicho que hará, y con la urgencia que este asunto requiere".

Aunque Tourné no comprende "la forma en que el actual gobierno está gestionando este asunto", agradeció a la ministra de Cultura en funciones, Ángeles González Sinde, "la labor realizada y sus intentos por poner orden en la red". Asimismo, Tourné aseguró no entender "por qué esta ley sigue levantando polémica cuando ya no hay medidas directas contra los usuarios y además cuenta con todo el apoyo del Parlamento". En este sentido, cree que "hay intereses económicos para que la vida en internet sea una jungla", al tiempo que, en su opinión, lamentó que "no se haya querido explicar realmente a la gente el contenido de una legislación con unas medidas muy estudiadas" y con la que "no se puede andar con más pies de plomo".

Por su parte, Víctor Domingo, presidente de la Asociación de Internautas, expresó su confianza en que el próximo Gobierno del PP no apruebe "bajo ningún concepto" el reglamento de la ley Sinde. "El presidente electo, Mariano Rajoy, tiene que recibir el mensaje de internet" para "no incidir en el desarrollo de una ley absolutamente liberticida y anticonstitucional", indicó Domingo, que atribuye a los internautas el que se haya parado la norma. "La red ha demostrado su preocupación" dijo, remarcando que Rajoy "no puede cometer los mismos errores" que el Gobierno socialista. Un gobierno, dijo Domingo, que "no se puede ir dejando un reglamento cuestionado desde el punto de vista legal y político", ni hacerle "el trabajo sucio" al nuevo ejecutivo.

Domingo calificó de "comisión de censura" la Comisión de Propiedad Intelectual cuya creación se regula en el citado reglamento y, aunque aseguró que no está en contra de los derechos de autor, advirtió de que no se pueden restringir derechos civiles. "Vamos a ser muy beligerantes, tanto con el Gobierno en funciones como con el electo" en esta cuestión, advirtió el responsable de la asociación de internautas con respecto a la posibilidad de que el reglamento volviera a ser estudiado por el Consejo de Ministros del próximo 16 de diciembre.

En términos similares se expresó Ruben Sánchez, portavoz de Facua-Consumidores en Acción, quien reclama un nuevo debate social sobre la Propiedad Intelectual. Sánchez mostró su "satisfacción muy contenida" por la no aprobación del reglamento que desarrolla la ley Sinde. En este sentido, y ante las declaraciones de la portavoz del Partido Popular, Soraya Saénz de Santamaría sobre el apoyo del PP a esta normativa, pide un debate en el que participen "no sólo las multinacionales y las entidades de gestión", sino también a las organizaciones que defienden los intereses de los consumidores e internautas. "En el debate se debería tratar cómo se debe regular la propiedad intelectual, porque la ley Sinde es una auténtica censura inaceptable a Internet y contraria a la legislación vigente", aseguró.

Sánchez alega que el PSOE sólo ha realizado "continuas concesiones a la SGAE" y "por tanto a las multinacionales", aprobando normas al "dictado del Gobierno de Estados Unidos". "Es un clamor de la sociedad española, porque esta norma es una censura y está totalmente en contra de los intereses de los ciudadanos", concluyó.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios