Crítica de Música

Corazón, cabeza y manos

david huh

XXVII Festival de Primavera de Juventudes Musicales de Sevilla. Programa: Sonata nº 26 en Mi bemol mayor, op. 81, de L. van Beethoven; Variaciones sobre un tema de Corelli, op. 42, de S. Rachmaninov; Vals Mefisto nº 1 S514, de F. Liszt; Sonata nº 3 en Si menor, op. 58, de F. Chopin . Piano: David Huh. Lugar: Salón de carteles de la Real Maestranza. Fecha: Miércoles, 15 de junio. Aforo: Lleno.

El coreano David Huh, a sus treinta años, acumula ya un abultado palmarés de actuaciones y premios, entre los cuales sobresale el segundo lugar conseguido en la pasada edición del Concurso Paloma O'Shea. Por lo tanto, un brillantísimo broche para una nueva presencia en la ciudad de este imprescindible festival que desde hace ya más de un cuarto de siglo viene siendo patrocinado por la Real Maestranza con gran sentido de responsabilidad cultural.

Con una técnica impresionante, tanto de manos como de pedales, Huh abrió sin embargo su recital con una sonata Los adioses con la que no llegó a empatizar. Bien porque empezase frío, bien porque no se identifique bien con el particular universo expresivo beethoveniano, Huh dejó una versión correcta e intachable en lo técnico, pero fría y sin tensión, como se evidenció en la transición poco marcada entre el Adagio y el Allegro en el primer movimiento.

Por fortuna el recital dio un giro a partir de unas variaciones de Rachmaninov en las que ya desde la exposición del tema dejó en vilo al público por su delicadeza y por su poesía expresiva, complementadas por una enorme claridad en el fraseo y una agilidad desarmante. El dominio absoluto del instrumento, de sus posibilidades expresivas y de su universo de colores le permitieron dejar para el recuerdo una subyugante y enérgica versión del Vals Mefisto. Para redondear, la tercera sonata de Chopin en una lectura llena de lirismo, de sentido de la frase y de la carga justa de energía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios