Cultura no está dispuesta a que las Atarazanas sean sólo un museo naval

  • La Junta tiene claro que el inmueble es de su propiedad y que no lo hipotecará en un uso exclusivo, aunque sí admite que una parte del mismo podría dedicarse a la historia de la navegación y el río

Comentarios 9

Pese a que el viceconsejero de Cultura, José María Rodríguez, afirmó ayer que la rehabilitación y uso de las Atarazanas será uno de los grandes proyectos de la próxima legislatura, lo cierto es que, hasta el momento, no hay nada cerrado. Según fuentes solventes consultadas por este periódico, lo que sí tiene claro la Junta es que no hipotecará el uso del edificio de su propiedad en el proyecto de ubicar en éste un museo sobre la navegación y el río Guadalquivir, tal como propone la Fundación Atarazanas, compuesta principalmente por empresarios y comerciantes sevillanos y presidida por José Martínez García de Velasco.

La Junta se siente molesta por la intención de la Fundación Atarazanas de disponer con desparpajo de un inmueble que es de su exclusiva propiedad, pretensión con la que llegó a implicar al pleno del Ayuntamiento de Sevilla, que votó por unanimidad una moción de apoyo al museo de la navegación.

La Consejería de Cultura quiere que las Atarazanas se conviertan en un renovado espacio multifuncional en pleno centro de Sevilla, algo que ya es desde hace años (acoge congresos, exposiciones, representaciones teatrales...). Eso sí, no descarta que una parte pueda dedicarse al museo de la navegación, pero en ningún caso éste sería el uso principal y siempre estaría bajo su supervisión.

Las relaciones entre la Consejería de Cultura y la Fundación Atarazanas parecen haberse convertido en un diálogo de sordos. Una prueba fue la rueda de prensa celebrada ayer en el club Antares. Por un lado, el presidente de la Fundación Atarazanas vendiendo el discurso de que el inmueble será un moderno museo que recordará las relaciones entre la ciudad y la navegación, "una máquina de hacer dinero, como motor económico y turístico". Por el otro, el viceconsejero José María Rodríguez poniendo paños calientes y minimizando las pretensiones de José Martínez García de Velasco.

José María Rodríguez fue ayer meridianamente claro al afirmar que el proyecto redactado por el arquitecto y artista Juan Suárez (que ya están estudiando los técnicos de Cultura) descarta un uso "monotemático" del edificio. Cómo será esto compatible con el museo de la navegación es todavía una incógnita que se desvelará durante el verano, fecha en la que se licitará la redacción del proyecto arquitectónico de rehabilitación y uso de las Atarazanas. Para el viceconsejero, el proyecto, que costará entre 120 y 150 millones de euros, podría estar terminado al finalizar esta legislatura y, para su financiación, se solicitarán fondos europeos.

Como ya se anunció en su día, entre el 14 y el 16 de mayo las Atarazanas acogerán el Encuentro Europeo de Astilleros Históricos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios