Cultura "verificará" las irregularidades en su gestión apreciadas por el Tribunal de Cuentas

  • Un informe halla deficiencias en la gestión del Ministerio, al que pide que refuerce sus controles

El Ministerio de Cultura anunció ayer que "verificará" que "todas las deficiencias" que detecta el último informe del Tribunal de Cuentas sobre la Dirección General de Bellas Artes y Bienes Culturales en 2004 hayan sido ya "subsanadas". En un escueto comunicado, el Ministerio asegura también que depurará "las posibles responsabilidades" de las irregularidades que el Tribunal de Cuentas ha encontrado, particularmente en "adquisición de bienes, contratación y subvenciones de la citada Dirección General". El informa aconseja "el reforzamiento de los controles internos y de los procedimientos de gestión económico-financiera".

El Tribunal denuncia reposiciones de fondos sin que hayan sido revisadas ni aprobadas las cuentas previas justificativas, "con demoras de hasta dos años". A la Fundación Thyssen se le concedió una subvención para compensar un déficit, "que constituyó en realidad una trasferencia de fondos por tres millones de euros que no era necesaria a dicho fin". También expone el caso de una adquisición de 20 cartas autógrafas de Goya, en cuyo proceso sólo constaba, "por error", la adscripción al inventario general de 19 de ellas, si bien se ha comprobado la existencia material en el Museo del Prado de las 20 cartas.

El Museo de América, además, adquirió "una obra falsa", que los expertos consideraron luego "sumamente dudosa e indigna" de figurar en la colección del museo. Asimismo, se pone en cuestión la compra de dos obras de Braque para el Reina Sofía de la que "no existe ningún informe de la valoración de los bienes", sólo esta consideración: "El precio ofertado se considera justo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios