Culturas del Medievo

XIII Noches en los Jardines del Real Alcázar. Componentes: María Dolores García, canto y percusión; Ignacio Gil, vientos; José Luis Pastor, cuerdas pulsadas. Programa: 'Andalucía y el Mediterráneo en la Edad Media: romances, danzas y cantigas'. Lugar: Jardines del Real Alcázar. Fecha: Lunes 2 de julio. Aforo: Casi lleno.

Esta vez en formación de trío, en lugar del cuarteto al que había acostumbrado a sus seguidores (los presupuestos aprietan), pero Axabeba rindió cuentas una vez más en el Festival veraniego del Alcázar, y lo hizo con un programa que resumía buena parte de su trayectoria, volcada esencialmente en la lírica y las danzas medievales con el añadido del repertorio sefardí, esos romances recopilados en cancioneros muy tardíos pero que es normal escuchar en versiones medievalizadas.

Es imposible saber cómo sonaban las canciones de los judíos españoles durante el medievo, pero la opción escogida por Axabeba es la que más se ha difundido en nuestro tiempo: son interpretaciones de tipo orientalizante, especialmente en ornamentos, aunque también en los mismos acompañamientos, que incluyeron el laúd árabe y diversos artefactos percutivos, por más que en otras piezas se optara por opciones más sobrias y por el uso de instrumentos de tradición occidental, como la zanfoña. María Dolores García está ya curtida en estas músicas y sus interpretaciones resultan convincentes, tanto por la naturalidad de la emisión como por la variedad expresiva.

Música toda ella monódica, por norma encajada en estructuras estróficas, que exigen esa variedad para no caer en la monotonía. José Luis Pastor es uno de los grandes especialistas españoles en el tañido de cuerdas pulsadas medievales, como el laúd (árabe, ya se dijo), la cítola, la guitarra (aún en forma de pera) y de forma genérica en la música del período, de modo que en sus versiones esta necesaria variedad se consigue de diferentes modos: cambiando el ropaje instrumental, introduciendo ornamentaciones en las vueltas de la melodía, operando sobre los matices de agógica o de dinámica... Queda de todo ello una hora de melodías envueltas con la calidad técnica y la musicalidad necesarias para hacer disfrutar a un público variopinto. Axabeba repite actuación el 19 y el 30 de julio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios