Don McCullin, una visión del sufrimiento humano

  • Una exposición repasa la trayectoria del mítico fotógrafo

Comentarios 0

Siempre en blanco y negro, el fotógrafo británico Don McCullin ha retratado durante casi medio siglo la guerra, el sida o la pobreza. Ahora, por primera vez en Madrid, una selección de 129 de sus impactantes imágenes puede contemplarse en la exposición Don McCullin. Una trayectoria heroica.

"Hay muy pocas imágenes que nos permitan respirar un poco pacíficamente", ha destacado de esta exposición su comisario y director de la agencia Contact Press, Robert Pledge, quien definió a Don McCullin como un fotógrafo que "capta la mirada de otra persona para mandar un mensaje".

Hasta el 27 de enero, Don McCullin. Una trayectoria heroica repasa la segunda mitad del siglo XX vista por este fotógrafo nacido en 1935 en Londres, y que llegó ayer a Madrid para inaugurar la exposición desde Somerset, localidad inglesa donde reside cuando no viaja por todo el mundo.

A través de los cuatro pisos de la sala de exposiciones del Canal de Isabel II, el espectador se acerca a las primeras imágenes sobre Inglaterra e Irlanda de este fotógrafo, que abandonó la escuela a los 14 años tras la muerte de su padre. Precisamente fue haciendo el servicio militar en la Royal Air Force de su país donde Don McCullin se estrenó como ayudante de fotografía aérea y descubrió la que sería su pasión y su forma de vida. Él mismo ha reconocido que le fascina revelar sus fotografías "en oscuridad y silencio total".

A las imágenes de la construcción del Muro de Berlín, ciudad a la que viajó en 1961 pese a la prohibición de su periódico de entonces, -a su jefe le dijo: "Demasiado tarde, tengo el billete"-, le suceden las del horror de la guerra civil de Chipre, que le valdrían su primer gran premio del World Press Photo de Amsterdam.

Don McCullin ha recorrido los principales conflictos bélicos -Vietnam, Congo, Biafra, Rhodesia o Sudán-, y al periodista que le hace la clásica pregunta de si no ha pensado en algún momento arrojar la cámara y ayudar a un moribundo, el fotógrafo responde que alguna vez ha cargado a un herido en sus hombros, pero que él está formado como fotógrafo, "no como médico".

El trabajo "tremendamente comprometido" de Don McCullin, según ha dicho la directora general de Archivos, Museos y Bibliotecas, Isabel Rosell, le ha convertido en uno de los principales testigos del sufrimiento humano, y sus fotografías han sido recogidas en numerosas exposiciones y libros.

Lunwerg, coincidiendo con esta exposición, ha lanzado un libro de bolsillo monográfico, en el que el autor dice en el prólogo: "Las guerras tienen diferencias terribles, pero también una uniformidad terrible. Duermes con los muertos, acunas a los muertos, vives con los vivos que se convierten en los muertos".

Ganador de premios como el Cornell Capa y la medalla del centenario de la Royal Photographic Society, Don McCullin ha abandonado de momento las guerras y en la actualidad realiza un trabajo sobre los restos del imperio romano en el Mediterráneo o paisajes, lo que él llama "fotografías de paz".

más noticias de CULTURA Ir a la sección Cultura »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios