Crítica de Música cine

Ecologismo interestelar

i am dive

Proyección de 'Silent running' (1972, D. Trumbull) con música en vivo de I am dive. Fecha: Jueves, 23 de junio. Lugar: Cicus, ciclo 21 grados. Aforo: Casi lleno.

Vista hoy, 44 años después de su estreno, pueden adivinarse en Silent running algunos de los caminos y motivos venideros del cine de ciencia-ficción. Dirigida por el creador de efectos especiales Douglas Trumbull (2001, Star Trek, Encuentros en la Tercera Fase, Blade runner), la cinta nos traslada a una nave en el espacio exterior para proponerse como una suerte de western de mensaje ecologista protagonizado por un astronauta visionario (Bruce Dern) y un par de proto-robots en los que no es difícil preludiar el diseño de R2-D2 de Star Wars.

Con todo, la cinta de Trumbull se aleja de los modos aventureros de la space opera y aspira a urdir un mensaje humanista y filosófico, y ahí reside precisamente parte de su encanto (y también de su ingenuidad), que permanece vivo aún hoy en pleno auge de la nostalgia vintage asociada a los primeros pasos de la tecnología y la robótica.

Y así lo percibimos el jueves en su proyección acompañada por la nueva banda sonora compuesta e interpretada en vivo por los siempre estimulantes I am dive, en un continuum de paisajes sonoros filtrados por el laptop y la electrónica que funcionó en todo momento como correlato libre de la película (silenciada), con ocasionales puntos de intersección y poderosos crescendos dramáticos en secuencias de montaje; antes una personal relectura musical del filme y su género que un mero ejercicio de sincronización.

Con reminiscencias del Brian Eno más ambiental, cambiando la (forzada y cándida) canción folk original de Joan Baez por un nuevo tema vocal, la música de I am dive suspendió la película en una atmósfera más conceptual que narrativa, no tanto leyendo la (endeble) trama pergeñada por Cimino, como el trasfondo moral y ese paisaje interestelar infinito en el que flota la gran nave de carga que transporta el último bosque, el futuro del hombre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios