Crítica de Cine

Elogio del terror doméstico

Sandra Escacena debuta en la gran pantalla como la 'Verónica' de Paco Plaza. Sandra Escacena debuta en la gran pantalla como la 'Verónica' de Paco Plaza.

Sandra Escacena debuta en la gran pantalla como la 'Verónica' de Paco Plaza. / d. s.

Paco Plaza ([Rec] y sus continuaciones) parece haber dado con la tecla (eminentemente posmoderna) a la hora de reformular los viejos asuntos, modos y clichés del cine de terror de consumo en variantes capaces de integrar los mecanismos sugestivos del género en nuevas texturas, ambientes y superficies narrativas, dando muestra de una cinefilia transversal que, en este caso, es capaz de airear el molde del horror adolescente de posesiones y ouijas para ponerlo a dialogar con los fantasmas íntimos y citando incluso (aunque sin su carga política) a un clásico de nuestro mejor cine metafórico como Cría cuervos, de Carlos Saura.

De nuevo con la crónica de sucesos como gancho de identificación realista y mecanismo de suspense, Verónica viaja a los primeros noventa (que en realidad son los últimos ochenta) del barrio popular, los bares cutres, los colegios de monjas, los anuncios de Centella, los coleccionables de quiosco y los himnos épicos de Héroes del silencio para reformular la película de posesión diabólica en un contexto doméstico plenamente familiar, un espacio donde la crisis femenina adolescente aglutina un enorme potencial expresivo para el trauma, la pesadilla y el psicoanálisis.

Verónica (Sandra Escacena) y sus hermanos, todo un pequeño milagro grupal de interpretación debutante, experimentan ese espacio de la rutina y el juego convertido en laberinto y pesadilla, acusando la ausencia de las figuras paterna y materna (una Ana Torrent de bajas prestaciones) como aislamiento del mundo propicio para el nacimiento de los temores más angustiosos a través de la transfiguración de lo cotidiano.

Bien es cierto que Plaza no sabe o no quiere renunciar a ciertos golpes de efecto o a algunos clichés y subrayados dramático-musicales propios del género, pero no por ello su película deja de situarse de manera muy poderosa y efectiva en un lugar nuevo, un lugar mucho más terrorífico y sugerente si cabe en su cercanía y reconocimiento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios