Crítica de Música

Emotivo programa luterano

Comentarios 1

La Barroca de Sevilla ha hecho esta semana toda una demostración de versatilidad al pasar del brillantísimo y virtuosítico programa operístico del fin de semana en el Maestranza y el Auditorio Nacional de Madrid a un recital da chiesa ayer viernes, ambos resueltos de forma admirable.

Volvía con la orquesta después de algunos años la violinista Farran James y repetía un cantante sevillano (de Pilas, más concretamente) que mostró una forma excepcional y una extraordinaria adecuación estilística a la música que tenía delante, principalmente arias de Bach. El timbre es cálido, hermoso; la emisión, de excepcional naturalidad; el color, homogéneo en todo el registro. Pero lo mejor fue todo lo demás: la calidad del fraseo, la claridad de la prosodia, apoyada en un legato limpísimo, y la forma de resultar expresivo sin forzar jamás los contrastes ni la retórica. Impactante resultó en este sentido el aria de apertura de Ich habe genug, una de las cantatas más profundas de Bach, que resultó por completo conmovedora.

Continuo delicadísimo durante todo el recital, dando soporte y aportando sugerentes notas de color, enfatizando así las propias de los instrumentos obligados en las arias (oboe, cello, viola da gamba). Notablemente contrastadas las dos sonatas en trío, lírica, sinuosa, pero austera, la de la Op.1 de Buxtehude, con una James muy contenida en el aparato ornamental; más ligera y de articulación más marcada, más rectilínea y directa la de Haendel.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios