Enrique Vila-Matas revisa su canon literario en 'El viento ligero en Parma'

  • El volumen recoge los textos del autor sobre los escritores que más le influyeron

Enrique Vila-Matas no conoce nada más atractivo que el oficio de escritor, aunque sabe por experiencia propia que "le obliga a uno a jugarse la vida" y que "antes se aprende a morir que a escribir", como refleja el libro El viento ligero en Parma que el autor presentó ayer. Publicado por la editorial mexicana Sexto Piso, el volumen llega ahora a España y reúne una serie de artículos publicados en países como Francia, Italia, México, España y Argentina, y que el escritor barcelonés define como "el canon vilamatiano".

Escritores como Roberto Bolaño, Sergio Pitol, Gombrowicz, Beckett y Pessoa, y pintores como Barceló o Vicente Rojo desfilan por las páginas de esta obra, en la que Vila-Matas habla también de los autores que le han influido en su trayectoria, aunque asegure que "las influencias se van dejando atrás con el paso del tiempo. Actualmente, la mayor influencia que tengo soy yo mismo, y cada nuevo libro es un intento de separarme de lo que había hecho anteriormente", afirma el escritor, galardonado con el Ciudad de Barcelona, el Herralde de Novela, el Rómulo Gallegos, el Internazionale Ennio Flaiano, el premio de la Real Academia Española o el Letterario Elsa Morante.

En más de una ocasión, Vila-Matas ha dicho que la literatura "no debe aliarse jamás con el poder" y ayer insistió en ello. No vive "desligado de la situación política", pero cree que el escritor debe ser independiente del poder, "y más en los tiempos que corren". A la "elite pensante" no se le suele hacer caso, ni "interesa saber lo que piensa ni lo que puede enseñar", y eso sucede en España y en cualquier otra parte del mundo, sostiene.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios