Expertos de diez países debaten desde hoy en Huelva sobre Tartessos

  • 'El emporio del metal' aspira a convertirse en un encuentro de referencia sobre el tema

Comentarios 3

Basta entrar en internet para comprobar la expectación generada. El I Congreso Internacional Tartesso, bajo el subtítulo El emporio del metal, inicia hoy su andadura en el aula magna del edificio Antonio Jacobo del Barco del Campus del Carmen con una conferencia del historiador José María Blázquez, quien compartirá con los asistentes sus más de 50 años de experiencia en el estudio de esta civilización.

El objetivo de la cita, organizada por la Universidad de Huelva, la Fundación Caja Rural del Sur y Tierra Creativa, no es baladí: convertirse en la gran referencia científica en torno a un asunto que genera pasiones. También confrontaciones, ya que desde las primeras aportaciones del arqueólogo y filólogo Adolf Schulten el debate ha estado envuelto en la polémica.

Investigadores de Reino Unido, Israel, Portugal, Estados Unidos, Italia y Alemania, entre otros países, se unirán a sus colegas españoles para realizar una revisión de Tartessos que quiere ser histórica y pionera. Compartir y debatir las teorías y los estudios existentes en torno a dicha civilización será la base de un encuentro que se prolongará hasta el sábado.

Está previsto que las jornadas concluyan con la redacción de un manifiesto en el que se aclararán cuáles son los puntos de investigación, en qué situación están y qué caminos hay que seguir, explicó ayer el director de la cita, Manuel Pimentel. Su editorial, Almuzara, publicará las actas en marzo.

En el congreso no habrá ponencias, sólo profesores invitados en cada una de las mesas, y los debates están abiertos a la participación del público. Según Pimentel, esta iniciativa es un "ejemplo de los tiempos que vienen", ya que se trata de una colaboración público-privada y constituirá, en su opinión, "una nueva forma de gestionar la cultura y entender la eficacia, la austeridad, la resonancia pública y la divulgación".

El emporio del metal también otorgará especial importancia al análisis del comercio de los metales como fuente de riqueza de la civilización tartésica a través de la comparación de la realidad de los antiguos mercaderes tartesios con las actuales empresas mineras andaluzas, en especial las del cobre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios