Fallece Carles Santos, uno de los creadores más singulares de la escena española

El pianista y artista multidisciplinar Carles Santos, galardonado en 2008 con el Premio Nacional de Música, falleció ayer a los 77 años. Compositor, cineasta, escenógrafo, fotógrafo y creador detextos además de pianista, Santos fue galardonado a lo largo de su prolífica carrera con distinciones como la Cruz de Sant Jordi, la Medalla de Oro del Círculo de Bellas Artes y varios premios Max. Coautor de la música de la cabalgata de la Expo 92 (junto a Paco Aguilera y Ramón Calduch) y autor de un tema para la apertura de los Juegos Olímpicos de Barcelona, estaba considerado como uno de los artistas más prolíficos e interesantes de la vanguardia española de las últimas décadas.

Santos, invitado en numerosas ocasiones al Teatro Central de Sevilla, empezó a formarse en la música muy pequeño y posteriormente estudió en el Conservatorio del Liceo de Barcelona, o en París, con los maestros Février, Casadessus, Magda Tagliaferro y Margaret Long, y, más tarde, en Suiza, como alumno de Harry Datymer. En 1961 empezó a actuar como pianista, con obras de Bartók, Schönberg y Webern, y siete años más tarde se trasladó a Estados Unidos, donde conoció a músicos de vanguardia como John Cage, cuya obra marcó su estilo y estética posteriores que paseó como intérprete por todo el mundo. En los años 70 fundó con Josep Maria Mestres el Grupo Instrumental Catalán y conoció a Pere Portabella, con quien empezó a trabajar en el cine como compositor, intérprete, guionista e incluso realizador.

Desde 1978 se dedicaba exclusivamente a la composición e interpretación de su propia obra. Tras conocer su fallecimiento, el presidente valenciano, Ximo Puig, lamentó en Twitter el fallecimiento de Santos, "un artista impresionante, un valenciano universal y una persona comprometida".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios