La Feria del Títere se extiende a La Fundición y vuelve a la Alameda

  • El certamen, del 9 al 18 de mayo, programará representaciones y actividades para todos los públicos, en especial el familiar, y organizará una exposición y un curso

La Feria Internacional del Títere, el acto cultural organizado por el Ayuntamiento de Sevilla que más ediciones acumula, celebra este año, entre los días 9 y 18 de mayo, su vigésimo octava edición. Los organizadores del evento, "pionero" en España, según la delegada municipal de Cultura, Maribel Montaño, han apostado esta vez por concentrar su oferta alrededor de la Alameda de Hércules, dodne ya estuvo, de manera que los Jardines del Valle, donde otros años ha habido actividades y actuaciones, se quedan fuera de la programación, diseñada por la directora de la feria, Guadalupe Tempestini.

En total, una veintena de compañías teatrales de títeres nacionales e internacionales (cuatro, procedentes de Sevilla, y varias de Francia, Bulgaria, Uruguay, Brasil y Dinamarca) ofrecerán 55 representaciones en las distintas sedes de la feria: en la Sala Cero, que acogerá espectáculos para niños de entre 3 y 5 años; en el Teatro Alameda, escenario de las obras dirigidas a las familias y a los niños de entre 6 y 12 años; y en La Fundición, que se incorpora en esta edición como colaboradora de la feria y donde se podrá ver las funciones concebidas para los espectadores adultos.

Habrá 23 sesiones específicas para escolares, 10 obras pensadas para las visitas familiares, 14 actividades gratuitas, de calle y para todos los públicos y ocho representaciones para adultos.

Las actividades gratuitas se celebrarán al aire libre en la Alameda de Hércules, que acogerá también un mercadillo callejero con objetos relacionados con los títeres y el teatro. También en este lugar, pero en el Centro Cívico Las Sirenas, se desarrollarán una serie de actividades paralelas, entre las que destacan una exposición y un curso para profesionales o aficionados a los títeres y a las artes escénicas.

En la exposición, del francés Alain Lecucq y titulada El teatro de papel, se mostrarán las diversas las técnicas de manipulación de figuritas planas en escenografías en miniatura, un lenguaje que nació a principios del siglo XIX y que destacó particularmente en Inglaterra. Fachadas, decorados y bastidores, personajes en distintas posturas y un texto (resumido muchas veces de un original) constituyen generalmente estos teatros que raramente sobrepasaban una altura de 50 ó 60 centímetros.

La exposición da cuenta también de la renovación de estas técnicas a partir de los años 80, impulsada ya por artistas (en su proliferación tuvieron más que ver los editores). En la Casa de las Sirenas, los visitantes podrán contemplar 45 teatros y láminas antiguos, ejemplares fabricados por la compañía especializada Papierthéâtre y una serie de fotografías de este tipo de creaciones recogidas por todo el mundo.

El propio Alain Lelucq impartirá, también en Las Sirenas, un curso llamado Encuentros Internacionales de Teatro de Papel, en el que ya se han incrito varios participantes, muchos de ellos, según Guadalupe Tempestini, de distintos países de América del Sur. El curso, con un máximo de 20 plazas, tiene un precio de 250 euros y se celebrará del 9 al 18 de mayo y en horario de 17:00 a 21:00. Los alumnos deberán acudir con su propio material (selección de textos contemporáneos, desde novelas hasta poemas, para hacer las adaptaciones, tijeras, pegamento, lápices, rotuladores...); con el que cada uno hará su propio teatro de papel. También, como colofón del curso, montarán su propia obra de teatro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios