Gilbert y George, los padres del arte provocativo, reinan en la Costa del Sol

  • El CAC de Málaga inaugura la primera parada europea de 'Jack Freak Pictures', una muestra de 62 obras con la bandera británica como motivo · Esta pareja de apariencia conservadora es la más influyente del arte inglés

Comentarios 2

El Centro de Arte Contemporáneo (CAC) de Málaga acogió ayer el reencuentro, diez años después, de Gilbert & George con España. Jack Freak Pictures, su serie más extensa y ambiciosa realizada hasta el momento, viajará a seis países europeos y para su primera parada han elegido la capital de la Costa del Sol. La religión, la raza, la sexualidad o las críticas al sistema son los temas de una exposición en la que los colores rojo, blanco y azul que simbolizan la bandera británica se erigen como los ejes centrales. La exposición cuenta con el apoyo del British Council.

El británico George Passmore y el italiano Gilbert Proesch, considerados los padres del arte británico contemporáneo, lograron romper tabúes en un país conservador al empezar a torcer los tópicos de la idiosincrasia británica, algo que ahora plasman en esta selección de trabajos.

Gilbert & George podrían definirse como una pareja de artistas con apariencia de hombres serios y conservadores que utilizan sus propios cuerpos como tema central de una obra que, además, se nutre de su entorno más próximo, por lo que en sus creaciones hay mucho de los paseos por la calle que dan antes de ir a cenar o incluso de los insectos con los que conviven.

Ambos aseguran tener dos privilegios: el de entrar a su estudio y pensar lo que les dé la gana y el de enseñarlo luego al resto del mundo, algo por lo que "encima le pagan", afirmó Proesch durante la presentación ayer en Málaga de la muestra.

Para la pareja, lo esencial es que los artistas pueden pensar libremente, algo que "no hace la iglesia, los abogados y los gobiernos", a pesar de vivir en una sociedad libre.

La elección para su última producción de la bandera del Reino Unido, la Union Jack, símbolo de la nación y del imperio británico, les permite a través de estas 62 obras poner en entredicho los valores sociales a través de "una provocación irónica, un escándalo de tinte cómico y los sentimientos patrióticos representados como símbolos de fanatismo y opresión", según el director del CAC, Fernando Francés. Completan este proyecto expositivo, de gran violencia visual, la proyección en el Espacio 5 de una película, The World of Gibert & George, en la que los propios artistas son guionistas, directores y protagonistas, así como un documental titulado Tim Marlow with Gilbert & George.

La serie Jack Freak Pictures parte de un callejero de Londres (Hanbury Street Dance, 2008), de los árboles del patio de su casa (It Shall Be Written, 2008), de medallas que simbolizan orgullo o patriotismo (Bleeding Medals, 2008)… Estos motivos aparecen insertos en composiciones que recuerdan las vidrieras góticas o en unos inmensos caleidoscopios dominados por motivos geométricos.

Los cuadros abordan la propia existencia del ser humano y ahondan en temas como la sexualidad, la raza, el sida, la muerte, la fe o la religión. Baste como ejemplo Christian England, 2008 en la que un Jesucristo crucificado cubre sus genitales con la Union Jack y aparece flanqueado por los artistas igualmente envueltos por la enseña británica.

Gilbert & George comenzaron a trabajar juntos mientras ambos estudiaban en la mítica St. Martins School of Art de Londres. Desde entonces han marcado una de las trayectorias más prolíficas, extraordinarias y reconocidas del arte británico contemporáneo. Tanto es así, que se han convertido en los primeros artistas vivos del Reino Unido a los que la Tate Modern ha dedicado una muestra.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios