Goytisolo vuelve 'Contra las formas sagradas'

Comentarios 0

Juan Goytisolo publica Contra las sagradas formas, su nuevo libro, en el que advierte que "la cultura que sólo mira su propio ombligo es una cultura que cae", por lo que propone, para conservar nuestra riqueza, una cultura que "se interesa y se apropia de otras".

El explica que su libro, editado por Galaxia Gutenberg/Círculo de Lectores, responde a su "afán de poner en tela de juicio", particularmente "las verdades establecidas en el ámbito de la historia y la literatura".

Es el propio autor quien define de así esta recopilación de ensayos, artículos y conferencias en las primeras páginas del libro, trabajos, algunos de ellos inéditos, en los que además se hace un elogio al "saber no rentable". Goytisolo lamenta que ahora exista una marginación de este tipo de conocimiento que no aporta beneficios tangibles y ha insistido en diferenciar la instrucción de la cultura.

"Con los años me he vuelo muy pesimista", asegurado, algo que ha atribuido a la constatación, tras sus experiencias en Sarajevo y Chechenia, de que los hombres son "simplemente" animales civilizados y que esta civilización puede desplomarse en cualquier momento con una "facilidad desconcertante".

Con el título Contra las formas sagradas Goytisolo se refiere a la figura del escritor cuya obligación es, en su opinión, la de "luchar contra la formalización del arte, cuando la forma de narrar o de hacer arte se convierte en algo consagrado no puede repetirse". "Un libro nuevo es el que plantea un desafío", añade el autor, que piensa que "novelista es el que hace una propuesta literaria nueva, no el que escribe sobre una cosa nueva". Un objetivo que Goytisolo ha asegurado que ha perseguido a lo largo de su trayectoria profesional con independencia de los resultados económicos que esto pudiera conllevar.

"Nunca he escrito para ganarme la vida, sino que me gano la vida para escribir lo que quiero", puntualiza. Lo peor que le puede pasar a un escritor es triunfar joven, sostiene Goytisolo, que pasó por esa experiencia cuando, tras autoexiliarse a Francia, en Italia sus obras se consideraban como el ejemplo de una generación que se oponía a la dictadura franquista. Ese reconocimiento representó para el escritor, residente desde hace años en Marruecos, una "desaparición literaria" cuando dejó de tratar este aspecto en sus obras.

Goytisolo, nacido en Barcelona en 1931, abandonó la ciudad a los 25 años y desde entonces ha vivido en ciudades tan distintas como París, Marrakech o Nueva York, donde ejerció como profesor de Literatura. Estas idas y venidas han convencido al autor de, entre otras obras, Señas de identidad, Paisajes después de la batalla, Cuaderno de Sarajevo, Juan sin tierra y Pájaro que ensucia su propio nido de que no existen las "identidades fijas". Se define como barcelonés que escribe en castellano y se siente parisino.

Por ello, Juan Goytisolo defiende que siempre es mejor una sociedad con dos lenguas y dos culturas que una sociedad que sólo tenga una, y pide que no se cometan "barbaries" como las que se produjeron durante la dictadura contra Cataluña.

más noticias de CULTURA Ir a la sección Cultura »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios