El Gran Teatro Nacional de China dedica una larga ovación a la ROSS

  • El público pekinés, que había agotado las localidades para el concierto, recibe la primera actuación de la Sinfónica de Sevilla en el país con 15 minutos de aplausos

La Real Orquesta Sinfónica de Sevilla, dirigida por Pedro Halffter, se ganó ayer la ovación del público pekinés en el auditorio del Gran Teatro Nacional de China, donde se colgó para esta actuación el cartel de "no hay billetes".

El concierto, que comenzó con El barbero de Sevilla, de Rossini, y prosiguió con el Concierto de Aranjuez, de Joaquín Rodrigo, puso la guinda española al Festival Olímpico de las Artes, que Pekín celebra estos días previos a su trascendental cita deportiva.

Acompañados del guitarrista José María Gallardo del Rey, que enmudeció al público con sus rasgueos, Halffter y la formación hispalense tampoco se olvidaron de algunas de las más famosas suites de la ópera Carmen, de Bizet, escogida por ser una obra ambientada en la ciudad sevillana.

No podía faltar la música del andaluz Manuel de Falla, que la orquesta recordó interpretando fragmentos de La vida breve y El sombrero de tres picos, dos de sus composiciones más celebradas.

Para culminar su paso por el Gran Teatro Nacional de China, la ROSS interpretó una versión sinfónica de una de las canciones chinas más populares, Molihua (Flor de jazmín), una pieza casi obligada para toda orquesta extranjera que actúe en China, y que consiguió arrancar 15 minutos finales de aplausos de un público volcado.

Con el concierto pekinés, la Sinfónica de Sevilla se convirtió en la primera orquesta que logra llenar el auditorio del Gran Teatro Nacional, inaugurado en diciembre de 2007 y en el que también ha actuado el bailaor flamenco Rafael Amargo. El edificio está considerado una de las joyas de la arquitectura mundial de los últimos años.

Halffter aseguró que estar en Pekín, en estos frenéticos días previos a los Juegos Olímpicos, "es un honor" y se mostró agradecido de "conocer una cultura tan diferente a la nuestra pero abierta a una música relativamente desconocida para ellos como es la española".

El director madrileño, formado en Viena y Nueva York, tuvo palabras de elogio para el nuevo gran teatro de la capital china al asegurar que "se trata de un lugar espectacular, tanto desde el punto de vista arquitectónico como acústico", y para la escena musical de China, un país que según auguró el maestro "dentro de poco se va a convertir en una potencia de la música".

"Por ello precisamente es importante la oportunidad que se le ha dado a la Orquesta Sinfónica de Sevilla", destacó el director, que ya había actuado en China dirigiendo la Orquesta Filarmónica de Gran Canaria. La orquesta sevillana proseguirá su gira por China con dos conciertos en las ciudades de Shanghai (situada en el este del país) y Shenzhen (ubicada en el sur).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios