Crítica de Cine

Hazañas bélicas

Tras una triunfal carrera como fotoperiodista con experiencia bélica y publicista el danés Nicolai Fuglsig debuta a la vez en el cine y en Hollywood con esta película que rueda con tanta superficial eficacia rutinaria y tan exacto ajuste a las pobres exigencias del actual mercado americano y mundial como si en vez de ser danés hubiera nacido en California. De hecho la producción es del poderoso Jerry Bruckheimer que con las ya lejanas Marea roja y La Roca redefinió el cine de acción en los 90 para después hacer lo mismo con el de aventuras gracias a la franquicia compartida con Disney de Piratas del Caribe. Fuglsig es un adecuado servidor de Bruckheimer que siempre ha preferido los directores artesanales a los creativos.

12 valientes es tan simplona como su título y tan previsible como lo que este anuncia. Basándose en hechos reales recogidos por el periodista Doug Stanton en su libro Horse Soldiers: The Extraordinary Story of a Band of U.S. soldiers Who Rode to Victory in Afghanistan, la película plantea la primera misión estadounidense en Afganistán tras el 11-S. El problema no es que sea maniquea o propagandística, porque el terrorismo deja poca opción a los matices y en lo que a los talibanes y el terrorismo islámico está claro quiénes son los buenos y quienes los malos (otra cosa es qué facilidades dieron los errores de los buenos a los malos). La acción conjunta con tropas locales a caballo y los paisajes desérticos -que en realidad son de Nuevo Méjico- le dan un cierto aire de western. Las escenas de acción son tan espectacularmente eficaces como cabe esperar. El reparto tiene posibilidades que apenas son aprovechadas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios