Arte

Homenaje y reconocimiento

  • La exposición del Equipo 57 puede visitarse en el Centro Andaluz de Arte Contemporaneo (CAAC) hasta el próximo 2 de marzo.

Comentarios 0

Cuando hace algún tiempo el CAAC decidió establecer el año 1957 como fecha de inicio teórico para estructurar su colección permanente, estaba contrayendo implícitamente una deuda con el Equipo 57, pues la elección estaba muy determinada por la formación ese año del colectivo en el que se integraban algunos artistas cordobeses. Ahora que se cumplen cincuenta años de esa fecha, el CAAC le dedica la exposición que la importancia de su obra merece.

Desde la distancia es fácil destacar la relevancia del Equipo 57 y su trascendencia en el arte español, pero entonces no estaba la cosa tan clara. Tanto en España como en Europa dominaba el informalismo, con su diversidad de poéticas subjetivas e individualistas que trataban de contrarrestar la pujanza del expresionismo abstracto norteamericano. En España era incluso más significativo el momento, pues se estaba iniciando la incorporación del arte español al debate internacional con la rápida notoriedad alcanzada por el grupo El Paso fuera de nuestras fronteras, sin duda favorecido por la imagen dramática que proyectaba de la situación española.

El Equipo 57 se formó el mismo año que El Paso, pero sus intereses eran muy distintos. Todavía las vanguardias tenían algo de sentido y su opción plástica, alentada en sus inicios por Oteiza, estaba cerca de la geometría derivada del constructivismo mientras que el ideal socialista era la base ideológica de fondo. Su apuesta se diferenciaba por su el trabajo colectivo, donde a la figura del artista individual como ser iluminado se oponía el anónimo trabajo en grupo por ser reflejo de unos modos donde la colectividad debía ser el motor de cambio y progreso.

Compartía con El Paso la denuncia de la situación española, pero mientras este grupo trataba de revitalizar el arte español asumiendo a las condiciones del mercado, el Equipo 57 se opuso radicalmente a ello, porque el sistema de galerías, anticuarios y coleccionistas suponía una idea elitista del arte e iba en contra de la verdadera integración de las artes en la vida cotidiana. El rigor de sus planteamientos y la coherencia a la hora de desarrollar su programa estético no ha hecho sino incrementar su valor con el tiempo, constituyendo en la actualidad, después de la lenta y complicada recuperación donde habría que destacar el estudio de Ángel Luis Pérez Villén en 1984 y, sobre todo, la exposición del Reina Sofía de 1993, en una referencia ineludible del arte contemporáneo español.

La exposición traza un retrato cronológico año por año de las actividades del grupo en sus apenas cinco años de existencia. Desde las exposiciones en París en los primeros tiempos y la decisiva estancia en Dinamarca en 1958, tras la cual el grupo queda constituido con sus miembros definitivos (Ángel Duarte, Juan Serrano, Agustín Ibarrola, José Duarte y Juan Cuenca), hasta los muebles de los últimos años, donde la aplicación de sus diseños a la vida cotidiana tiene aplicación inmediata, asistimos a desarrollo pormenorizado de sus ideas, cómo se depuran sus medios y se afilan los objetivos. El final del grupo, a pesar del cierto interés de su obra en el extranjero, está marcada por la dispersión de sus miembros y las dudas que la repercusión de su trabajo tiene en la España franquista, dudas que hacen que algunos de sus miembros decidan abrazar la opción figurativa y de denuncia social de Estampa Popular como forma de acelerar el proceso de cambio en la sociedad española, aunque hoy día esta opción este mucho menos considerada.

Además de destacar el esfuerzo por reunir una gran cantidad de obras que reflejan todos los aspectos de su producción (pinturas, esculturas, película y muebles), la exposición alcanza mayor interés por el conjunto de bocetos, maquetas y documentos de la época que contextualizan las obras y la dinámica interna del grupo. Asimismo, el catálogo editado con motivo de la exposición constituye una excelente guía para seguir la trayectoria del colectivo.

más noticias de CULTURA Ir a la sección Cultura »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios