Huele como a espíritu navideño

  • El Centro Andaluz de Arte Contemporáneo celebra hoy una jornada de actividades infantiles y conciertos · La entrada consiste en un juguete por adulto · El destino final: las escuelas palestinas

Comentarios 0

La idea surgió hace unos años en Barcelona y se materializó bajo el nombre Los Reyes son rockeros: conciertos de rock en los que los espectadores no pagan entrada, pero a los que sólo pueden acceder tras entregar un juguete. Organizado por el Laboratorio Musical Les Basses, dependiente del Centro Cultural de Nou Barris, es esta entidad la que luego se encarga de distribuir los juguetes recogidos entre los niños del barrio con escasas posibilidades económicas.

Esa misma idea, aunque con algunas variantes, es la que ahora ha hecho suya el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo (CAAC), que celebrará a partir de las 16.00 de hoy la primera edición de Música por juguetes. Sin embargo, en su propuesta de actividades habrá bastante más que música, y ahí están las diferencias: también enfocado al público infantil, y no sólo al juvenil y adulto que vaya a disfrutar de los conciertos y de las exposiciones que el CAAC mantiene en cartel, la jornada prevista en el Monasterio de la Cartuja contará con espectáculos de teatro, magia y cuentacuentos, además de atracciones como un coche de bomberos y un helicóptero. "Las diferentes empresas, entidades y asociaciones que colaboran se sumaron con entusiasmo al proyecto. Incluso hemos tenido que dejar fuera a alguna, como una asociación de hipnotismo. Quizás no era el marco más adecuado", bromea José Lebrero, en referencia al apoyo que este "acto de ciudadanía", como él lo define, ha cosechado entre diversos sectores de la ciudad.

A Música por juguetes también lo distingue de Los Reyes son rockeros el destino final de los juguetes recolectados. No se quedarán en Sevilla, sino que viajarán hasta diversas escuelas de Palestina. Ahí es donde entra en juego la Fundación Barenboim-Said, que gestionará el reparto de lo acopiado en una quincena de centros educativos de la región con los que mantiene una estrecha colaboración. "Los juguetes se enviarán el próximo lunes. Si fuera un envío por mensajería urgente y a causa de los controles no llegarían hasta dentro de tres semanas. Eso da idea del estado de las comunicaciones que los palestinos están padeciendo", explica Muriel Páez, directora de la fundación, quien recuerda de los destinarios que "muchos de ellos han pasado por situaciones traumáticas y es importante contagiarles ilusión. El hecho de tener un juguete nuevo es algo casi desconocido para la mayoría". Anote la palabra nuevo: los niños entran gratis, pero cada adulto tiene que entregar un juguete sin estrenar. Si no ha tenido tiempo de adquirirlo previamente, la organización se lo pone fácil: un conocido establecimiento del ramo ha montado en el propio CAAC una tienda con regalos a partir de cinco euros.

Rafael López, de la distribuidora-promotora Green Ufos, encargada de confeccionar el listado de actuaciones, hace hincapié en que más allá de ser un acto benéfico, Música por juguetes aspira a contagiar esa ilusión de la que habla Páez. "Como padre la reconozco en mi hijo. Eso es lo que pretendemos", comenta.

más noticias de CULTURA Ir a la sección Cultura »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios