Huellas y lugares de MP&MP Rosado

  • La galería Alarcón Criado muestra hasta finales de enero el nuevo proyecto de los gaditanos, una reflexión llena de claves personales sobre el empleo de los signos y la ocupación del espacio

Como siempre suelen plantearse en el trabajo previo "de mesa", intercambiando ideas, libros, nuevos desafíos, los MP&MP Rosado decidieron explorar en su último proyecto "el límite entre el hablar y el hacer", y la búsqueda se plagó de huellas y rastros de lo que una vez fue o estuvo pero en algún momento pasó a existir sólo en ausencia, de indagaciones en torno a la percepción de los espacios y a la esencia de aquello que adquiere el estatuto -tanto público como privado- de lugar. Este es el hilo que envuelve sutilmente sus nuevas obras, agrupadas por lo general en series de mayor o menor cantidad, y que bajo el título Estructura Espacial Original se muestran al público hasta el próximo 24 de enero en la galería Alarcón Criado (calle Velarde, 9).

"La idea de estos nuevos trabajos surgió de La invención de lo cotidiano", un ensayo del historiador francés Michel de Certeau, explica Miguel Pablo Rosado, una de las dos MP junto a su hermano gemelo Manuel Pedro (San Fernando, 1971). "El libro habla de las formas de hacer e incluye actos como los de caminar, hablar, comer, beber, amar... Nosotros nos centramos en el apartado del andar, del andar por la ciudad interpretado por Certeau como acto de habla. Todo esto nos interesaba especialmente tratarlo desde el punto de vista del entorno; de las trayectorias, de los límites, de los signos entendidos estos como obstáculos, marcas o señales", añaden los MP Rosado sobre este conjunto de obras que consideran -ellos que tanta importancia le dan a los procesos, al vuelo libre de las ideas en el desarrollo de su obra- "el principio" del proyecto en el que trabajarán próximamente durante un año en la Fundación Pilar i Joan Miró, en Palma de Mallorca, que les concedió su premio bienal Pilar Juncosa y Sotheby's.

Combinando escultura, dibujo y pintura, porque se muestran radicalmente en contra de "esa distinción tan compartimentada de las disciplinas que al final ahogan las ideas", y creadas con materiales diversos -arcilla, papel, bambú, metal, tejidos, pvc o sus tan queridas arcillas esmaltadas-, todas las piezas de la exposición "tienen que ver", dice Manuel Pedro, "con una aparente evidencia que a la vez está intentando ocultar algo". Un propósito que habla también de la evolución de esta pareja de creadores que con el paso del tiempo han ido adentrándose cada vez más firmemente en los dominios de la abstracción.

En la serie Vea usted, aquí estaba ahondan especialmente en esa poética -central en la exposición- de la huella como símbolo de una realidad invisible u oculta. Son piezas realizadas en terracota con tres cochuras de esmalte y cuya superficie registra los trazos de objetos presentes en su estudio, tanto para fines artísticos como personales y cotidianos, ya sean unos auriculares, un cutter, un trozo de latón, un lápiz USB o sus propios pantalones vaqueros. Estos elementos se indican en las fichas de las obras, de modo que las palabras completan ese vacío restituyendo de algún modo la presencia de esos materiales ausentes.

En Loading, la primera serie con la que se encuentra el visitante de la galería, los MP&MP Rosado tratan de sortear la dificultad de representar la realidad cotidiana mediante pinturas geométricas que muestran diferentes símbolos y colores sobre bastidor y lino que remiten al universo informático. "Nos hizo gracia reflejar esa espera irremediable que sucede cuando estás navegando y esperando que se carguen las páginas... Quisimos representar eso, pero pintándolo, empleando ese tiempo en pintarlo", dice Miguel Pablo, que junto con su hermano empleó unos antiguos visillos que tuvieron durante años en casa para la serie Me siento bien aquí, fruto de sus pensamientos y lecturas sobre la distinción entre el exterior y el interior, lo público y lo privado.

Aparte de otras piezas, como Invisibles de lo visible -en la que sobre unas macetas cegadas para dejar hueco y oculto su interior disponen unos soportes metálicos que "funcionan como un alfabeto, como signos, porque son parecidos pero no iguales", explica Manuel Pedro-, o Prácticas de espacio: Figuras de estilo, una instalación móvil inspirada en el bastón de bambú de Charles Chaplin, el espectador encontrará, en una habitación aparte, una obra especial, titulada Mapa de lugar y compuesta por cuatro pósters de diferentes tipos de embarcaciones en el mar -viejos coleccionables de Diario de Cádiz, recuerdan riendo, sobre las regatas de la Bahía- de los que ellos, pintando sobre las respectivas fotografías, eliminaron toda información concreta; luego ellos les reasignaron otro significado, abierto en todo caso, pues cada una de esas imágenes va asociada a unos libros -de Walter Benjamin, de Mario Bellatin, de Georges Perec...- que descansan al lado, sobre un soporte, con una indicación de las páginas que deben leerse para ampliar la experiencia de la contemplación de estas piezas que nacen -afirman- del vértigo ante lo insondable.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios