Introspección y brillantez

Alejandro Casal / Javier Núñez. Femás'13. Alejandro Casal, clave. Programa: 'J.J.Froberger y su entorno' (obras de Scheidemann, L.Couperin, Kerll, Pachelbel y Froberger). Javier Núñez, clave. Programa: 'Affectus' (obras de Buxtehude, Reincken, Böhm, Fischer y Bach). Lugar: E. Santa Clara. Fecha: Domingo 10 de marzo. Aforo: Casi lleno.

Larga y densa sesión matinal la de este Día Bach, que presentaba a dos grandes clavecinistas sevillanos trazando un itinerario de músicas para tecla que condujeron a la eclosión del talento bachiano. Alejandro Casal y Javier Núñez son habituales de los mejores grupos de música antigua de Sevilla y sus recitales vinieron a demostrar una vez más el altísimo nivel que la práctica histórica ha alcanzado en la ciudad.

Compartiendo instrumento (una copia de un Claude Labrèche de hacia 1680 propiedad de Casal), Alejandro y Javier mostraron temperamentos diferentes: más reposado y sereno el primero; efervescente, torrencial el segundo. El repertorio combinaba virtuosismo y profundidad en los dos casos, pero ya incluso en su elección, en el peso dado a cada parte del programa, pudo apreciarse esta diferencia de talante. Alejandro Casal pareció enfatizar el flanco más introspectivo y reflexivo, con ese extraordinario Lamento de Froberger como núcleo cardinal de su programa, mientras que Javier Núñez se aventuró más en el stylus phantasticus de un Buxtehude o en el virtuosismo de la tocata bachiana, con la que terminó su recital. Claridad en la pulsación, limpieza en el fraseo y sobriedad en la ornamentación fueron las armas más visibles de Casal, lo que no quitó para que la Chacona de Pachelbel que tocó de cierre resultara de una deslumbrante brillantez virtuosística. Más exuberante en el aparato ornamental se mostró Núñez que desentrañó con transparencia las innumerables fugas de su parte y resultó muy elegante en las danzas de la Suite de Reincken. Bach flotó por todos lados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios