Investigador del pálpito de los sevillanos

  • Biólogo e investigadorBiólogo e investigador del Laboratorio de Investigación Cardiovascular del Hospital Virgen del Rocío, acaba de publicar, junto a su equipo, un artículo en la prestigiosa revista especializada en cardiología 'Circulation'

Oriundo de la ciudad marroquí de Meknes, Tarik Smani, tras finalizar su carrera de Biología en la Universidad Mulay Ismail, cambió el sol magrebí por el sevillano atraído por el mundo de la medicina. Decidido a orientar sus estudios de posgrado hacia el campo de la cardiología se encomendó al doctor José López Barneo. Bajo sus directrices realizó la tesis sobre la homeostasis del calcio en las células del músculo liso y de la arteria pulmonar que finalizó en el año 2000. Smani afirma que la cultura, el ambiente y los sevillanos facilitaron su adaptación a la ciudad en la que se encuentra "casi como en casa". Así, tras un paréntesis de cuatro años en el que se estableció en Boston para profundizar en sus conocimientos sobre los canales de calcio de la aorta, volvió a la capital andaluza como miembro del prestigioso programa Ramón y Cajal del que aún forma parte. Actualmente, forma parte del Laboratorio de Investigación Cardiovascular del Hospital Virgen del Rocío que dirige el doctor Antonio Ordóñez. Junto a él y a tres doctorandos cumplió uno de sus objetivos cuando, en noviembre de 2007, la célebre revista Circulation publicó uno de sus artículos sobre el efecto cardioprotector y vasodilatador de la hormona urocortina que habían descubierto. Este investigador, nacionalizado español, dice haber entablado numerosas amistades durante su estancia en la ciudad donde pretende continuar viviendo con su mujer y su hijo, ambos españoles.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios