Jesulín cae herido en su despedida de Portugal

  • El torero será examinado hoy en Sevilla por el doctor Ramón Vila y está fuera de peligro, según afirma su apoderado

El matador de toros Jesús Janeiro Jesulín de Ubrique, que se despedía ayer de los ruedos en un festival taurino celebrado en la localidad portuguesa de Elvas, fue cogido cuando toreaba con la muleta, con la diestra, a su tercer astado. El animal le hizo un extraño, le empitonó de la corva izquierda y le propinó una voltereta al torero, que al caer se lesionó también la muñeca izquierda, cuyo alcance está pendiente de un estudio radiológico exhaustivo, que le realizarán hoy en Sevilla. Según explicaba anoche a esta redacción su apoderado, Pepe Luis Segura, "Jesulín ha sufrido una cornada en la corva, que no reviste mayor gravedad. En cuanto a la muñeca puede tener una posible fisura. Mañana -por hoy- lo sabremos tras un estudio en Sevilla, donde le atenderá el doctor Ramón Vila". El torero gaditano fue cogido por Barba Roja, con el que se despedía de la afición portuguesa en el Coliseo de la ciudad de Elvas. El astado, de 400 kilos, castaño, albardado, y de escasa fuerza, enganchó al torero por debajo de la rodilla izquierda, siendo trasladado por su propia cuadrilla a la enfermería. El torero andaluz actuaba en un mano a mano con Pedrito de Portugal, en un espectáculo a la usanza portuguesa, en el que no se matan las reses y en el que los premios son vueltas al ruedo equivalentes a orejas.

Con anterioridad al percance, Jesulín cuajó una faena meritoria al flojo y manejable tercer astado, al que dio buenos muletazos por ambos lados, templando, en una faena variada. Con su primero, muy flojo, poco pudo hacer.

Pedrito de Portugal firmó una faena intermitente al segundo, con destellos artísticos aislados, con muletazos de bella factura. Con sus otros dos ejemplares, la tónica fue parecida y el diestro luso únicamente pudo dejar apuntes de buen toreo condicionado por la flojedad de sus dos oponentes.

Con media entrada en la plaza de toros de Elvas, se lidiaron reses de la ganadería onubense se José Luis Pereda, con el denominador común de la flojedad. Jesulín de Ubrique, vuelta, vuelta; fue cogido por el quinto toro. Pedrito de Portugal, vuelta al ruedo en cada uno de su lote.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios