Jorge Volpi recurre a la poesía para denunciar la trata de mujeres

  • El mexicano publica 'Las elegidas', una novela que escribió en verso "para suavizar una historia terrible"

Primero fue un guión de cine escrito por el mexicano Jorge Volpi, luego una película, después una ópera y ahora el propio Volpi ha convertido a Las elegidas, una historia sobre la trata de mujeres y la prostitución infantil en la frontera mexicana, en una novela de denuncia a ritmo de verso. Publicada por Alfaguara, Las elegidas de Jorge Volpi (México, 1968) llega ahora a España tras su publicación en México el pasado año.

Las elegidas aborda un hecho dramático en tan sólo 147 páginas, la vida de un clan de familias, de unas mujeres, en Tenancingo, Tlaxcala obligadas a prostituirse.

En 2001 fue descubierta la red de los hermanos Julio y Luciano Salazar Juárez, quienes llevaban años secuestrando a jóvenes mexicanas para obligarlas a prostituirse en Tijuana, en "los campos del amor" cerca de las plantaciones de fresas de San Ysidro, California. Un hecho tremendo que inspiró al autor.

"Éste es un proyecto que se inició en 2009 y a lo largo seis años se ha ido haciendo la película de Las elegidas, de David de Pablos con mi guión y la ópera Cuatro corridos", explica Volpi a Efe. "Todos estos proyectos paralelos han acabado con esta novela y, sí, desde entonces, la gente ha tomado más conciencia del tema; se han desmantelado bandas pero esto no ha desaparecido hoy, ni en México ni en el mundo", lamenta el autor.

Según Volpi, el fenómeno de la prostitución, la trata de las mujeres y la prostitución infantil, la esclavitud sexual, continúa y todo el mundo de lo sabe. "Todo sigue, como las niñas que son engañadas y secuestradas y permanecen privadas de cualquier libertad posible. Para entender este feminicidio, pasa saber lo que pasa una de estas mujeres sólo basta escuchar el testimonio de una de estas jóvenes que fue liberada de estas bandas y que dijo que había sido violado más de 10.000 veces", subraya.

Estas mujeres esclavizadas, como la protagonista esposa de uno de los esclavistas, obligada a prostituirse, luego se convertirá en una de las jefas que dirigirá a las otras mujeres que van llegando.

La novela utiliza el verso para restar dureza al tema, de por sí estremecedor. "Fue un desafío escribir poesía. No se trata de una serie de poemas. Yo quería utilizar los recursos de la poesía y su ritmo para poder contar una historia muy dura y que hubiera podido ser muy sórdida de otra manera; así pude atemperar lo terrible de la historia", aclara.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios